Miquel Buch pide reformar el Código Penal para apartar a los reincidentes de la calle

El consejero catalán de Interior ve «prioritario» aprobar las cuentas y pide compatibilizar confrontación y diálogo. Se descarta como presidenciable y ve a Torra como alguien que asumió del cargo de forma «puntual»


Redacción

El consejero catalán de Interior, Miquel Buch, ha insistido este lunes en pedir una reforma del Código Penal para dar herramientas «suficientes» a los jueces para que puedan apartar a los delincuentes reincidentes de la calle o de donde desarrollan su actividad, mediante prisión preventiva u órdenes de alejamiento.

Así lo ha señalado Buch en una entrevista en RAC1, en la que ha afirmado que en las próximas semanas presentarán una propuesta de reforma del Código Penal para buscar la manera de que no «parezca» que cometer robos violentos o hurtos queda «impune», especialmente después de una sentencia del Supremo del 2017 que impide que la reincidencia siga siendo castigada como hasta entonces.

En la entrevista, Buch no ha querido entrar en el perfil de los ladrones multirreincidentes detenidos por los Mossos d'Esquadra que se acaban librando de la cárcel, para no «criminalizar a ningún colectivo», informa Efe.

El periódico La Vanguardia informa hoy de que entre los veinte ladrones violentos más multirreincidentes de Barcelona figuran algunos menores tutelados por la Generalitat y mayores de edad que en su día también fueron tutelados por la administración catalana.

En la entrevista, el conseller ha indicado que, más allá de la vertiente policial, también es importante el trabajo que se lleve a cabo desde el ámbito social, educativo y laboral para ofrecer a este tipo de personas «vulnerables» algún oficio «que no sea delinquir» y evitar así que caigan en el «modus vivendi» del robo y el hurto.

Presupuestos de la Generalitat

Miquel Buch tambien considera «prioritario» aprobar los Presupuestos de la Generalitat del 2020 para que las Consejerías tengan mayor margen de maniobra. «Lo que es prioritario es aprobar los Presupuestos porque todos los departamentos necesitamos unas mayores -cuentas- de las que teníamos el año 2017», último ejercicio en que la Generalitat logró aprobarlas.

Buch anticipa que el Govern se podrá encontrar con dos actitudes por parte de los grupos de la oposición: la voluntad de aprobarlos de todos o que no se los dejen aprobar porque «les interesa» ir a unas elecciones anticipadas.

El consejero de Interior ha considerado que todos los partidos deberían estar interesados en que haya cuentas «independientemente de que haya elecciones o no», ya que ha concluido que aprobar los Presupuestos debe ser una cuestión estratégica.

Después de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, defendiera la semana pasada retomar la vía de la confrontación democrática con el Estado, Buch lo avala, pero reflexiona que esta opción también es compatible con mantener una actitud de diálogo, informa Europa Press.

«Las confrontaciones pueden ser de muchas maneras, y si alguna se puede destacar de Cataluña es que siempre nos hemos expresado democráticamente y con voluntad de diálogo. Por lo tanto, no entran en conflicto una confrontación e intentar buscar el diálogo», ha resumido.

Ha opinado que el Estado también está teniendo una actitud de confrontación: «El Estado español está confrontado con Cataluña y con los catalanes. Solo pedimos poder decidir democráticamente», ha concluido el consejero.

Futuro de la Presidencia de la Generalitat

Sobre el futuro de la Presidencia de la Generalitat, ha afirmado que no quiere estar en ninguna lista que le sitúe como «presidenciable» y ha interpretado que Torra asumió el cargo de forma puntual, no tanto para aspirar a repetir en el cargo.

«Ya ha dicho -Torra- que él está cumpliendo un papel muy concreto ante la situación que está viviendo el país. Ha hecho un papel que no ha sido fácil ni cómodo. Él siempre se ha expresado diciendo que lo hacía de forma puntual. No creo que cambie de opinión», ha zanjado.

También ha considerado que el expresidente de la Generalitat Artur Mas no tiene como «objetivo» volver al cargo, aunque ha expresado que sus opiniones son muy tenidas en cuenta, como las del expresidente Carles Puigdemont, ha apostillado.

Sobre la competencia entre partidos independentistas, ha relativizado que todas las formaciones aspiran a ocupar el espacio de otras para crecer: «Forma parte de la normalidad y la rivalidad entre partidos de cara a ganar elecciones y tener mayor representatividad».

También ha lamentado que, a veces, el problema en Cataluña es que ha existido la competición sobre quien es más independentista, cuando los esfuerzos deberían centrarse en conseguir «todos juntos la independencia de una forma democrática».

Sobre la manifestación independentista de la Diada, ha recordado que el consejero de Interior no acostumbra a acudir porque su función debe ser estar en el centro de coordinación para gestionar eventuales incidencias, pero ha recordado que en el pasado sí lo hizo. «Yo había ido a la manifestación de la Diada con toda la familia cuando era alcalde. Era una actividad lúdico-familiar. Nos sentíamos muy bien acogidos», ha resumido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Miquel Buch pide reformar el Código Penal para apartar a los reincidentes de la calle