Siete muertos tras colisionar en aire una avioneta y un helicóptero en Mallorca

Las víctimas son dos españoles, una familia alemana con dos hijos y un piloto italiano


Redacción

Siete personas murieron este domingo al chocar en el aire una avioneta y un helicóptero en el municipio mallorquín de Inca. Cuatro de las víctimas eran un matrimonio alemán y sus dos hijos, menores de edad, que viajaban en la última aeronave, pilotada por un italiano. Las otras dos son el piloto y dueño del ultraligero, el valenciano Juanjo Vidal, y un amigo. Un conocido de Vidal ha explicado que la esposa de Vidal ha visto lo ocurrido desde el aeródromo de Binisalem.

El helicóptero volaba sin un copiloto dado que este había decidido no ocupar su plaza para dejar sitio a uno de los miembros de la familia, ya que en el aparato solo podían viajar cinco personas. Según fuentes cercanas a la investigación, la familia alemana tenía intención de compartir una comida con unos amigos en la localidad playera de Camp de Mar, al oeste de Mallorca, y antes pretendían conocer la isla desde el aire.

Ambas aeronaves, de ámbito privado, sobrevolaban una zona cercana al hospital de Inca cuando, por razones desconocidas, colisionaron y cayeron en el Camí Vell de Costix, a 400 metros del citado centro hospitalario y a una distancia entre sí de entre 700 y 1.000 metros.

;
«Notamos una gran explosión» Conmoción en Inca tras el accidente mortal entre un helicóptero y una avioneta

La avioneta había salido de Binisalem, y el helicóptero, de la base de Son Bonet. Los hechos se han producido sobre las 13.36 horas. Hasta el lugar se han desplazado Bomberos de Mallorca, agentes de la Guardia Civil y Policía Local, además de personal sanitario. Guardia Civil y Aviación Civil han iniciado una investigación para esclarecer las circunstancias en las que ha ocurrido el accidente.

El siniestro se ha producido fuera del espacio aéreo controlado por el gestor de la navegación aérea, Enaire, en una zona de libre circulación, lo que indica que el choque se habría producido por debajo de los mil pies. 

Tras la colisión, el helicóptero ha caído en una zona rústica de Inca, en la carretera de Sencelles a Sineu, y la avioneta, en el camino de Tarix. Una de las aeronaves se ha precipitado contra el suelo junto a la piscina y a poco más de unos cinco metros de la casa de la finca Ca La Veritad, y el otro aparato, a unos diez metros de una vivienda rústica. Los propietarios de ambos inmuebles fueron los primeros en intentar sofocar las llamas de ambos aparatos.

El ultraligero implicado en el accidente era un Aeroprakt A22L2, una moderna aeronave biplaza construida en el 2017 registrada en España. La otra era un Bell 206L Long Ranger de la empresa alemana Rotorflug. Esta compañía, que tiene ocho bases en Alemania y una en Mallorca, ofrece vuelos panorámicos con circuitos establecidos y desplazamientos a la carta o servicios VIP como visitas a museos.

El siniestro ha provocado una gran consternación entre los vecinos de la zona. Un testigo de lo ocurrido ha explicado que «el estruendo ha sido horrible» y que las dos aeronaves han caído en fincas anexas a su casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Siete muertos tras colisionar en aire una avioneta y un helicóptero en Mallorca