Tardá acusa a la ANC de dividir el independentismo y Òmnium pide esperar a la sentencia del juicio del 1-0

Joan Tardá, dirigente de ERC
Joan Tardá, dirigente de ERC

Madrid / Colpisa

Las grietas se agrandan dentro del independentismo, sumido desde el fracaso del desafío secesionista en una lucha de todos contra todos y entre la vía pragmática contra la unilateral. La última entrega se vivió ayer cuando

Joan Tardà, al que muchos sitúan como posible candidato a la Generalitat por ERC en caso de un adelanto electoral tras la sentencia del juicio del desafío soberanista, cargó contra la Asamblea Nacional Catalana (ANC), otro de los actores principales del independentismo.

«La ANC se equivoca. Se ha convertido en un contrapoder. En lugar de facilitar la acumulación de fuerzas, creo que está pervirtiendo la voluntad diáfana del independentismo de ser flexible y abierto», afirmó el dirigente republicano en una entrevista a Rac-1. Precisamente, Esquerra representa a día de hoy la facción más posibilista dentro del soberanismo, hasta el punto de estar dispuesta a facilitar la investidura de Pedro Sánchez, como ya trató de hacer con la abstención de sus diputados en la primera intentona frustrada.

Enfrente tiene a la Asamblea, partidaria de una nueva declaración de independencia unilateral de superar los partidarios de la república el 50 % de los votos en unas eventuales elecciones autonómicas. «Valoro lo que representa la ANC y ahora me hace sufrir», señaló Tardà a modo de resumen del abismo que separa en estos momentos a su fuerza política y una organización que ha sido uno de los grandes motores del independentismo y tiene a dos expresidentes en prisión, Jordi Sànchez y Carme Foracadell.

Mientras, desde Òmnium, la otra gran asociación civil del indepentismo, se intentan calmar las aguas. Su vicepresidente, Marcel Mauri, reclamó ayer esperar a la sentencia del juicio del 1-0 para decidir acciones conjuntas y antes de pedir la amnistía para los presos, como ya hizo la CUP.

El secesionismo ahonda en sus diferencias al acusar la ANC a los republicanos de «tener la piel muy fina»

La Voz
La presidenta de ANC, Elisenda Paluzie,
La presidenta de ANC, Elisenda Paluzie,

La presidenta, Elisenda Paluzie, responde a Tardá que afirmó que la organización se ha convertido en un contrapoder del soberanismo

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha defendido este miércoles que el papel de la entidad es condicionar la agenda política y ha acusado a ERC de tener la «piel fina», tras las críticas que los republicanos han hecho contra la ANC en las últimas semanas.

Lo ha dicho en una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, después de que el martes el exdiputado de ERC en el Congreso Joan Tardà criticara que la ANC se está equivocando y que «se ha convertido en un contrapoder» del soberanismo. 

Paluzie ha afirmado que desde su nacimiento «la esencia de la ANC es condicionar la agenda política desde la sociedad civil» y ha recordado cuando en el 2014 pidieron al entonces presidente de la Generalitat Artur Mas convocar el 9N y después elecciones con la frase «president, posi les urnes (presidente, ponga las urnas)», con lo que cree que incomodaron a Mas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tardá acusa a la ANC de dividir el independentismo y Òmnium pide esperar a la sentencia del juicio del 1-0