La marquesa que empuña el látigo de la derecha aznarista

Cayetana Álvarez de Toledo, nueva portavoz del PP en el Congreso, pertenece al patronato de la FAES y representa el ala más desinhibida, liberal a ultranza y sin complejos del partido

Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz del PP en el Congreso de los Diputados
Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz del PP en el Congreso de los Diputados

Redacción / La Voz

Cuando los cenáculos del PP abogaban por un perfil moderado e institucional como el que Pablo Casado exhibió en la fracasada sesión de investidura de Pedro Sánchez, el presidente del PP ha mantenido su apuesta por nombrar a Cayetana Álvarez de Toledo Peralta-Ramos (Madrid, 1974) portavoz del partido en el Congreso. Es toda una declaración de principios. Porque la marquesa de Casa Fuerte, la única diputada que los conservadores lograron el 28A en Cataluña, representa a la derecha más desinhibida, liberal a ultranza y sin complejos que anida en el seno del PP. 

Ella será la encargada de empuñar el látigo de la derecha en la carrera de San Jerónimo. Casado, temeroso de que Albert Rivera y, sobre todo, Inés Arrimadas puedan arrebatarle el liderazgo efectivo de la oposición en el Parlamento, ha elegido a una dura entre las duras para plantar cara a socialistas, podemistas y secesionistas. Pero, fundamentalmente, a Ciudadanos y Vox.

Álvarez de Toledo no se andará por las ramas. Doctora en Historia por Oxford -con una tesis dirigida por el hispanista John H. Elliot-, se curtió en el periodismo antes de saltar en el 2006 a la política de la mano de su gran mentor, José María Aznar, y del entonces secretario general del PP, Ángel Acebes. Entre el 2004 y el 2006 fue la jefa de opinión y editorialista de El Mundo de Pedro J. Ramírez, y colaboradora estrella de La mañana, de la Cope, en manos de otro de sus grandes adalides: Federico Jiménez Losantos. De hecho, en la declaración de bienes de Álvarez de Toledo ante el Congreso, la aristócrata aparece como accionista de la empresa de Losantos (Libertad Digital).

Sus discrepancias con Rajoy -a quien, como su admirado Losantos, consideraba un «maricomplejines» incapaz de llevar el timón del país- la alejaron del PP y buscó refugio en la fundación de su padrino, José María Aznar. Pertenece al patronato de FAES, donde es responsable del área internacional, y al del Real Instituto Elcano. Ese distanciamiento del ideario de Rajoy y Sáenz de Santamaría la llevaron, según ha reconocido públicamente, a votar a Ciudadanos.

Ágil e implacable en los debates, se hizo célebre en las redes por aquel tuit del 5 de enero del 2016 en el que arremetía contra la cabalgata de Reyes organizada por el Ayuntamiento de Madrid: «Mi hija de 6 años: ‘Mamá, el traje de Gaspar no es de verdad’. No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena. Jamás».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La marquesa que empuña el látigo de la derecha aznarista