España es el cuarto país de la UE que más días tarda en formar gobierno

El Congreso invierte tres meses de media, el triple de tiempo que los Estados miembros durante la última década


redacción / la voz

Mariano Rajoy tardó 125 días en contar con el apoyo del Congreso de los Diputados para ser reelegido presidente del Gobierno. Lo hizo tras unas elecciones que tuvo que repetir, las de junio del 2016, precedidas por unos comicios que sentaron el actual escenario de ingobernabilidad. España se convirtió entonces en el quinto país de la Unión Europea que más tiempo invirtió en aprobar una investidura en los últimos diez años. 

Pedro Sánchez va camino de superar el récord de su predecesor, siempre y cuando logre sacar adelante su candidatura antes del 22 de septiembre y evite una nueva convocatoria electoral. El país suma tres meses con un gobierno en funciones. En septiembre, habrán pasado 147 días desde las elecciones del 28A. Solo cuatro estados miembro emplearon tanto tiempo en formar un ejecutivo tras acudir a las urnas: Bélgica, Suecia, Países Bajos y Alemania. El primer caso es el paradigma de la falta de gobierno en Europa. Entre junio del 2010 y diciembre del año siguiente, ningún partido fue capaz de ocupar el poder. Elio di Rupo fue designado primer ministro belga 541 días después de las elecciones. Mark Rutte tardó siete meses en acceder al cargo en los Países Bajos, Stefan Löfven logró repetir investidura en Suecia tras cuatro meses de parálisis política y Angela Merkel necesitó 171 días para continuar como canciller tras las elecciones de septiembre del 2017.

Con una media de 92 días -que se verán ahora incrementados tras la investidura fallida de Sánchez- España es el cuarto país europeo al que más le cuesta formar gobierno en lo que va de década. Sus socios europeos tardan un máximo de 39 días, poco más de un mes. En los tiempos para las negociaciones influye el número de partidos en el arco parlamentario y la tradición política de pactos, lo que supone una nueva realidad para un país acostumbrado al binomio PP-PSOE hasta hace solo cuatro años.

Coalición en 19 países

Los gobiernos con más de dos partidos son la fórmula habitual en los 28 países miembro de la Unión Europea. Hay 19 estados gobernados por al menos dos formaciones con cargos ministeriales. Solo en Malta y Grecia hay un partido en el poder con mayoría absoluta, mientras que en el resto de países hay pactos poselectorales con acuerdos de gobernabilidad o de apoyo externo, como es el caso de Portugal o el Reino Unido.

En Finlandia, Eslovenia y Letonia, la flexibilidad entre las fuerzas parlamentarias permite ejecutivos integrados por cinco partidos. La mezcla de siglas alcanza otro extremo en Eslovaquia, con un gobierno liderado por socialdemócratas aliados con un partido de extrema derecha y otro nacionalista húngaro. El único verso suelto en estos momentos es Austria, donde una crisis en el ejecutivo derivó en la creación de un gabinete de tecnócratas hasta las elecciones anticipadas de septiembre.

El gobierno danés, uno de los países en los que se miran muchos líderes políticos españoles, está formado por el partido socialdemócrata con el apoyo externo de tres fuerzas: liberales, socialistas y ecosocialistas. Desde 1982 hasta 2015 no hubo un solo partido en minoría gobernando Dinamarca. La media de días entre las elecciones y la investidura es de menos de dos semanas.

En los Países Bajos suelen necesitar aún más tiempo que en España para formar gobierno, aunque por razones diametralmente opuestas. «La política holandesa es muy pragmática; las principales agrupaciones del centroderecha y el centroizquierda nunca han tenido excesivos problemas para aliarse entre sí, probando diversas combinaciones», apunta el Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB). Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, todos los gobiernos han sido de coalición.

Hacia nuevas elecciones

Sánchez tiene hasta septiembre para optar a la reelección en el Congreso. Si no, España está abocada a un nuevo adelanto electoral que le colocará como el tercer país de la Unión Europea en repetir comicios en al menos dos ocasiones durante el último medio siglo. Irlanda y Grecia son los únicos países que hasta ahora han repetido cita con las urnas un mismo año en al menos dos ocasiones, según el análisis de la base de datos de ParlGov.

Hace solo tres años, Rajoy era incapaz de formar gobierno tras la ruptura del bipartidismo resultante de las elecciones de diciembre del 2015. La convocatoria de junio del 2016 favoreció a los dos grandes partidos, pero dejó al PP con una debilidad parlamentaria que terminó en moción de censura y cambio de gobierno. Reino Unido, Dinamarca, Países Bajos, Croacia, Letonia y Portugal también se vieron en situaciones de bloqueo similares. Los seis tuvieron que repetir elecciones en un mismo año.

El líder socialista planteó este mes una reforma del artículo 99 de la Constitución, encargado de regular la elección del candidato en el Congreso, para impedir que se vuelva a reproducir el bloqueo en las investiduras y la «repetición sistemática electoral».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

España es el cuarto país de la UE que más días tarda en formar gobierno