Sánchez fracasa en su primer intento de investidura y solo convence a Revilla

Nunca un candidato a la presidencia del Gobierno había reunido tan pocos apoyos


Madrid / La Voz

Nunca antes un candidato a la presidencia había tenido tan pocos aplausos tras su exposición de programa de gobierno ante la Cámara Baja. Y nunca antes un candidato a la presidencia había logrado tan pocos votos favorables en la primera votación.

El fracaso de Pedro Sánchez en esta primera intentona, en la que necesitaba conseguir el respaldo de la mayoría absoluta de la Cámara, no es ninguna sorpresa. Pero sí resulta muy significativo los pocos apoyos que ha logrado para su proyecto de gobierno en este primer asalto, lo que ofrece una buena pista de lo mucho que le queda por remar en las próximas 48 horas. Tan solo el peón con el que cuenta en el Congreso el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, se ha alineado con el Grupo Parlamentario Socialista tras lograr un acuerdo con importantes inversiones en infraestructuras para su región. En total, unos míseros 124 apoyos (123 del PSOE y el del PRC), muy lejos de los 176 síes que requería para ser investido por la vía rápida.

En contra del candidato socialista han votado 170 diputados. Los del PP (66), Ciudadanos (57), Vox (24), ERC (14, tiene a un representante suspendido) Junts per Catalunya (4, tiene a otros tres parlamentarios suspendidos), Coalición Canaria (2), Navarra Suma (2), y la portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Irene Montero, que votó telemáticamente debido a su avanzado estado de gestación. Sus 41 compañeros de grupo parlamentario acabaron absteniéndose tras haber amagado a lo largo de toda la mañana con votar en contra. La disparidad entre el voto de Montero y sus compañeros ofrece una pista de que, efectivamente, hubo un cambio de parecer de última hora en la dirección, ya que el voto telemático hay que registrarlo una hora antes de que comience la votación; aunque tal y como sugería un parlamentario de la oposición, también pudiera deberse a la última artimaña de Podemos por hacerse con el relato de cara a una posible repetición electoral: que se vea que hemos cambiado el voto porque queremos llegar a ese acuerdo. Junto a los representantes de Podemos se abstuvieron el PNV (6), Bildu (4), y Compromís (1). 

Mayoría simple

Sánchez disfrutará de una segunda oportunidad este jueves en una nueva votación en la que le será suficiente alcanzar la mayoría simple; es decir, más votos a favor que en contra. Y a estas alturas de la película, el guion solo recoge que su suerte dependerá de lo que suceda en las negociaciones que mantiene a marchas forzadas con Iglesias. A falta de 48 horas para la votación, las posturas entre las dos formaciones políticas parecen encalladas. En todo caso, 48 horas en política es todo un mundo, y el Congreso ya ha vivido en su pasado más reciente vuelcos todavía más imprevisibles, por lo que todos los grupos parlamentarios guardan prudencia. En el supuesto caso de que PSOE y Podemos firmen el acuerdo para conformar un Gobierno de coalición, los independentistas catalanes de ERC allanarán la investidura de Sánchez con su abstención, tal y como anunció Gabriel Rufián

El PNV podría cambiar al sí

También el PNV quiere un Gobierno presidido por Sánchez.El portavoz nacionalista, Aitor Esteban, aseguró que su formación no bloqueará ese Ejecutivo y no descartan pasar de la abstención al sí. Por su parte, la portavoz de JxCat, Laura Borràs, le dijo a Sánchez que «el resultado de las elecciones no le concede el derecho a la prepotencia, a gobernar en solitario o rehuir los pactos, le obliga a dialogar, negociar y a hacer política, hágalo, no busque más excusas y vuelva con los deberes hechos».

En todo caso, aunque un nuevo tropiezo de Sánchez este jueves intensificaría la amenaza de una repetición electoral, lo cierto es que la Constitución recoge un plazo de dos meses previo a la disolución de las Cortes durante el que el rey podría volver a proponer a Sánchez para un nuevo asalto. La cuenta atrás queda activada desde ayer, por lo que si el 23 de septiembre la Cámara sigue sin investir a un presidente, entonces sí la llamada a urnas para el 10 de noviembre será una realidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Sánchez fracasa en su primer intento de investidura y solo convence a Revilla