El PSOE ofrece sin éxito una vicepresidencia a Irene Montero

Unidas Podemos replica a Calvo que no aceptarán una «vicepresidencia simbólica» y sin contenido


Redacción / Agencias

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha asegurado este martes que el PSOE ha hecho a Unidas Podemos «propuestas razonables» y «respetuosas» para conformar un ejecutivo de coalición, y ha dado a entender que en la negociación ya habían aceptado que la portavoz parlamentaria morada, Irene Montero, tenga una vicepresidencia.

Ha asegurado este martes que los socialistas seguirán negociando con Podemos hasta el «último minuto» antes de la última votación de investidura y ha recalcado, según informa Efe, que su partido no ha ofrecido en ningún caso al de Pablo Iglesias políticas «decorativas».

Calvo ha defendido la oferta que los socialistas hicieron a Unidas Podemos, «respetable» con los perfiles políticos de sus dirigentes, y ha asegurado que a su partido le sorprendió mucho el discurso de ayer de Iglesias, que colocaba en una «posición más complicada» la negociación.

A pesar de ello, en declaraciones en el patio del Congreso ha insistido, informa Efe, en la voluntad de seguir negociando y ha prometido que su partido no va a levantarse de la mesa en ningún momento, y aunque no ha querido desvelar los términos de la propuesta.

Unidas Podemos ha replicado que no aceptarán la vicepresidencia que el PSOE ha ofrecido a su formación porque se trata de un cargo «simbólico», sin contenidos, presupuesto y vacío de competencias ejecutivas de peso.

El propio Iglesias ya advirtió este lunes a Sánchez desde la tribuna de oradores del Congreso de que su formación no quería puestos meramente «decorativos» en el gobierno de coalición que quieren crear con el PSOE.

Iglesias avisa que no admitirán ser un «mero decorado» en el Gobierno de Sánchez ni se dejarán «pisotear»

Gonzalo Bareño

El líder socialista plantea la posibilidad de que no haya Gobierno de coalición pero sí acuerdo de investidura y exige a los morados que «mediten su voto» para no retratarse «junto la ultraderecha»

«Respeten ustedes a nuestros 3,7 millones de votantes y no nos propongan ser un mero decorado en su Gobierno porque no lo podemos aceptar». «No nos vamos a dejar pisotear por nadie». Las advertencias de Pablo Iglesias al candidato a la investidura, Pedro Sánchez, han dejado claro que las negociaciones entre el PSOE y Unidas Podemos para tratar de formar un Gobierno de coalición no van por buen camino. En un tono sosegado al principio, pero muy tenso al final, Iglesias reprochó al líder del PSOE que mientras negocia un acuerdo con su partido pida al PP y a Ciudadanos que se abstengan. «Le pido que no se la exija también a Vox», dijo con ironía para reflejar su insatisfacción por el tono utilizado por Sánchez.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El PSOE ofrece sin éxito una vicepresidencia a Irene Montero