La caída en la intención de voto es una de las razones del cambio de estrategia de Podemos

PSOE y PP se beneficiarían de un hipotético adelanto electoral

Irene Montero y Pablo Iglesias, en el Congreso
Irene Montero y Pablo Iglesias, en el Congreso

redacción / la voz

Si hay algo que tiene claro Podemos es que estratégicamente no le interesan unas nuevas elecciones. La mayoría de las encuestas publicadas después del 28A pronostican una importante caída en intención de voto del partido de Pablo Iglesias, de la que se beneficiaría sobre todo el PSOE y en menor medida el PP.

Las encuestas mantienen a los socialistas en cabeza y aumentando su ventaja con el resto de partidos. Las últimas publicadas este mes le otorgan unos 142 diputados, casi veinte más que el 28 de abril y algo más del doble de los que conseguiría el Partido Popular, al alza pero lejos de alcanzar el centenar de representantes en el Congreso. Del mismo modo que los socialistas, Pablo Casado recaba más apoyos en unas hipotéticas nuevas elecciones. La consultora GAD3, presidida por Narciso Michavila, asesor del líder popular, llegó a conceder 89 escaños a los populares. El pobre resultado previsto para Ciudadanos y Vox, con el partido de Albert Rivera perdiendo veinte diputados, le impediría postularse como candidato a la presidencia. La suma de las tres derechas solo es mayoritaria en el primer sondeo publicado tras las generales de abril.

El techo de Ciudadanos

Las nueve encuestas restantes recopiladas sí dejan a PSOE y Unidas Podemos a las puertas de la mayoría absoluta. La última de ellas, del portal especializado ElectoPanel, dibuja una coalición de 185 diputados. Pablo Iglesias se beneficia de la mejora de los socialistas, ya que Podemos se deja escaños en todas las proyecciones salvo una, donde tan solo consigue sumar un diputado más a los 42 que recogió el 28A. Lo mismo ocurre con Ciudadanos, que habría tocado techo electoral el pasado mes de abril, al ser incapaz de retener escaños en la mayoría de sondeos. Peor resultado tendría Vox, al que GAD3 llega a dar 9 escaños.

El bloque institucional, tanto en el Congreso como en las Cámaras autonómicas, podría virar el voto hacia el bipartidismo. Hace tres meses, izquierda y derecha prácticamente empataron a votos, con ambos bloques sumando 11,2 millones de papeletas. En escaños, en cambio, PSOE y Unidas Podemos superaron en casi veinte diputados a PP, Ciudadanos y Vox. En la ecuación para la posible repetición de los comicios no entra el partido de Íñigo Errejón. Las encuestas siguen sin contemplar la participación en las elecciones de una formación que ya se ha constituido en el Senado, junto a Teresa Rodríguez o Ada Colau, bajo el Grupo de Izquierda Confederal.

La renuncia, entre bambalinas: cuando Rousseff convenció a Pablo Iglesias

LOURDES VELASCO | SONIA LÓPEZ
RICARDO RUBIO / MARÍA JOSÉ LÓPEZ / EUROPA PRESS
RICARDO RUBIO / MARÍA JOSÉ LÓPEZ / EUROPA PRESS

Además de las advertencias de sus asesores, el líder de Podemos escuchó el consejo de la expresidenta brasileña. Dilma Rousseff intermedió a través de Pablo Gentili, jefe de gabinete de Pablo Iglesias y antes colaborador de la carioca

La decisión de dar un paso al lado no debió ser fácil para el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que de antemano no tenía la decisión tomada, según sus colaboradores, y se decantó por asumir el veto de Pedro Sánchez tras conversar con sus asesores y escuchar el consejo de la expresidenta brasileña Dilma Rouseff.

Según ha confirmado a Efe el entorno del secretario general de Podemos, en cuanto Pablo Iglesias escuchó al presidente en funciones el jueves verbalizar que él era el «escollo» para una coalición, vio que ese era el guante definitivo al que había que agarrarse para que fructificase un acuerdo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La caída en la intención de voto es una de las razones del cambio de estrategia de Podemos