El PSOE da por hecho que habrá un Gobierno de coalición con Unidas Podemos

Adriana Lastra afirma que negociarán «con discreción» hasta la sesión de investidura, pero asegura que no parten «de cero» y que el acuerdo, en el que el principal escollo es el número de ministros del partido morado, será posible

;
El PSOE, convencido de llegar a un acuerdo de Gobierno Negociación despejada, pero no cerrada a falta de saber los nombres que se proponen para conformar el Consejo de Ministros.

Madrid / La Voz

La renuncia de líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha abierto definitivamente las puertas a un negociación sobre un Gobierno de coalición. La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, primera dirigente socialista que se manifiesta oficialmente tras el giro de los acontecimientos, se ha mostrado «convencida y esperanzada» ante la posibilidad de llegar a un acuerdo con Unidas Podemos. «Estoy convencida de que va a haber acuerdo, es lo que vamos a trabajar en las próximas horas. Entenderán que con discreción y lealtad para que España tenga un Gobierno a pleno rendimiento la semana que viene», ha señalado la número dos socialista.

No obstante, el PSOE se cuida por ahora de dar por cerrado el pacto. El hecho de que Iglesias exija la prerrogativa de nombrar unilateralmente a los ministros de Unidas Podemos que formen parte del futuro Ejecutivo es un nuevo escollo a superar.

Según Lastra, es Sánchez quien debe elegir «su propio equipo» como futuro presidente y lo que harán será «escuchar las sugerencias de Unidas Podemos», pero sin aceptar imposiciones. El otro gran escollo final a la vista es el de proporcionalidad que exige Iglesias, que en términos de votos supondría contar con un tercio de las carteras. Un porcentaje que en el PSOE se considera excesivo en atención al número de escaños de cada fuerza, que sería de una proporción de tres a uno: 123 frente a 42. Es decir, un ministro de Unidas Podemos por cada tres del PSOE, lo que equivale a un cuarto de las carteras para los de Pablo Iglesias. 

Lastra, sin embargo, a 48 horas de que comience la sesión de investidura, ha dado por hecho que habrá acuerdo para la investidura de Sánchez, lo que requiere, además del apoyo del PNV, al menos la abstención de ERC para ser elegido en segunda votación. Aunque apenas quedan dos días para la negociación, explicó que no parten «de cero» porque han colaborado durante nueve meses de Gobierno y tienen además «un acuerdo parlamentario como base», lo que facilitará el entendimiento.

«Vamos a hablar del programa y de las reformas que necesita este país», ha señalado Lastra, poniendo el acento en las políticas, y en el programa más que en los nombres, por los «anhelos e ilusiones de los millones de personas votaron el 28-A por un gobierno progresista». «Han sido muchas las personas que nos han mostrado la necesidad de que la izquierda se entienda. A nosotros y también a Unidas Podemos», insistió la diputada del PSOE.

Casado cree que el posible acuerdo es una «simulación de novedad»

El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado este sábado en Vitoria que la «investidura incierta» de Pedro Sánchez podría cerrarse «de mala manera» y cree que el posible acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos es una «simulación de novedad», ya que ambos partidos «llevan pactando todo el mes» en gobiernos de diputaciones y comunidades autónomas.

Para Casado, y como recoge Europa Press, lo que ha ocurrido «en las últimas horas» se trata de una «simulación de novedad» para que PSOE y Unidas Podemos hagan «lo previsible» y que los socialistas «puedan pactar con quien lleva pactando todo el mes, y pueda alcanzar un acuerdo de gobierno a nivel nacional con Podemos, como ha llegado en diez diputaciones y en siete comunidades autónomas, algunas ya firmadas y otras en trámite».

Arrimadas no tiene dudas de que «el culebrón del sillón» acabará con un pacto de Gobierno 

La portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha dado por hecho que el PSOE y Unidas Podemos van a llegar a un acuerdo y que la negociación entre ambas formaciones solo es un «culebrón del sillón de verano», que acabará con un pacto de Gobierno.

Según ha destacado, el PSOE y Podemos no se pelean por las medidas a aplicar en el Gobierno, «porque están de acuerdo en subir impuestos y en ceder ante los nacionalistas», sino que «se están peleando por el sillón».

«Ciudadanos no puede blanquear ni participar en lo que está pasando; no queremos que se suban los impuestos, que se den más competencias al PNV ni que se mire para otro lado con lo que está pasando en Cataluña», ha declarado.

Asimismo, se ha referido a la «altura y gravedad de la infamia de Pedro Sánchez» respecto a la conformación de gobierno en Navarra, donde defiende que el PSOE pactó con Geroa Bai con la «satisfacción» de Bildu.

«Cuando los partidos más deseosos de votar a Sánchez son Bildu o ERC, ¿no significará que no es un buen presidente para el conjunto de los españoles?; podemos ser un partido leal a España con cualquier presidente pero no con cualquier persona con todo lo que ha demostrado», ha defendido.

Iglesias claudica y Sánchez cede al aceptar a ministros del núcleo duro de Podemos

Gonzalo Bareño
;
Iglesias comunica a Sánchez que renuncia a estar en el Gobierno Está dispuesto a no formar parte del Gobierno de coalición con la condición de que no haya más vetos ni excusas para formar la próxima semana un gobierno conjunto de PSOE y Unidas Podemos.

Exige una presencia proporcional, lo que supondría ocupar un tercio de las carteras

 

«No debo ser la excusa del PSOE para que no haya un Gobierno de coalición de izquierdas». El líder de Podemos, Pablo Iglesias, dio ayer un giro radical en su estrategia de negociación con Pedro Sánchez al renunciar a lo que el propio líder del PSOE calificaba como el único «escollo»: su presencia en el Ejecutivo.

Horas después de que los socialistas anunciaran que estaban abiertos a incorporar a cualquier dirigente «representativo» de Podemos y sus confluencias con la excepción de Iglesias, el líder morado se plegó a las exigencias de Sánchez y publicó un mensaje en el que afirmaba que «estar o no en el Consejo de Ministros no será un problema siempre y cuando no haya más vetos y la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno sea proporcional a los votos».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El PSOE da por hecho que habrá un Gobierno de coalición con Unidas Podemos