JxCat y Esquerra esconden sus cartas hasta que el presidente haya amarrado el pacto

Gabriel Rufián estaba decidido a comunicar el sentido del voto de los republicanos, pero su partido lo frenó. Se inclina por la abstención sin descartar el voto favorable


Barcelona | Colpisa

Los grupos independentistas se dejan querer, pero siguen sin soltar prenda sobre cuál será su voto en el debate de investidura. Aunque días atrás apuntaron que este viernes anunciarían su posición definitiva en la votación, tanto Esquerra Republicana como JxCat mantienen sus cartas escondidas a la espera de los movimientos de última hora.

Gabriel Rufián estaba decidido a comunicar el sentido del voto de los republicanos, pero su partido lo frenó. Apuesta por no bloquear la investidura, se inclina por la abstención sin descartar el voto favorable, pero ayer vinculó su voto en blanco a que PSOE y Podemos lleguen a un pacto antes del lunes, cuando comienza el debate.

ERC, que cuenta con 14 diputados y su abstención es necesaria si Sánchez e Iglesias suman sus escaños, mantiene la incertidumbre para presionar. Si hay pacto, por «ERC no será», dijo Rufián. A su juicio, sería un error histórico ir a una repetición de las elecciones.

Por su parte, los neoconvergentes se inclinan por el voto en contra a Sánchez, en línea con la posición del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y de Carles Puigdemont.

La decisión, en cualquier caso, tampoco está cerrada y, según la diputada en el Congreso, Laura Borràs, JxCat decidirá el sentido de su voto en el último momento tras escuchar el discurso de Sánchez el lunes.

Días atrás, los tres diputados presos (Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull), Artur Mas y la dirección del PDECat apostaban por la abstención.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

JxCat y Esquerra esconden sus cartas hasta que el presidente haya amarrado el pacto