El candidato socialista a presidir Asturias tiende la mano a todos los grupos excepto a Vox

Juntos, suman los diputados suficientes para designar un jefe del Ejecutivo regional en segunda vuelta

El candidato socialista en Asturias, Adrián Barbón, en una sesión parlamentaria.
El candidato socialista en Asturias, Adrián Barbón, en una sesión parlamentaria.

Oviedo / La Voz

Asturias tendrá presidente, como muy tarde, el lunes y será el candidato del PSOE, Adrián Barbón, que toma el relevo del histórico Javier Fernández Barbón, sanchista de primera hora, tiene asegurados los votos de Izquierda Unida, tras la firma de un acuerdo programático que ahora tendrán que desarrollar. Juntos suman 22 diputados, suficientes para elegir al jefe del Ejecutivo regional en segunda ronda, pero no en primera. Para eso es necesario incorporar a Podemos, que todavía deshoja la margarita, con sus cuatro diputados.

Con este panorama político ha comenzado el pleno de investidura en el Principado, que se ha dividido en tres sesiones. La primera, celebrada este jueves, se ha dedicado en exclusiva al discurso del único candidato, después de que Teresa Mallada (PP) se autodescartara, consciente de que no tenía capacidad para reunir los apoyos necesarios. Adrián Barbón ha realizado una intervención de mano tendida en el Parlamento regional con más grupos de su historia. Ha fijado la mirada en sus socios preferentes, en la izquierda, pero con la intención de buscar amplios consensos en temas clave para el futuro de la región. Con todos excepto con Vox. Lo ha dejado claro. Al partido de Santiago Abascal ni siquiera lo ha citado por sus siglas. Al resto, sí.

Cinco grandes ejes

Ha propuesto «compartir cinco grandes ejes de Gobierno». El verbo no está elegido al azar. Barbón ha insistido en que quiere compartir porque su programa «está abierto al entendimiento, del primer apartado al último». Esas cinco prioridades del próximo Gobierno socialista en Asturias son la creación de empleo de calidad, el impulso de una industria competitiva, con la ciencia como gran aliada; el refuerzo de los servicios públicos y la consolidación de su calidad, como una seña colectiva; seguir en primera línea en defensa de la igualdad y en el reconocimiento de la diversidad, sin consentir ni un solo paso atrás; y afrontar el reto demográfico, con la creación de un comisionado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El candidato socialista a presidir Asturias tiende la mano a todos los grupos excepto a Vox