Quim Torra llama a la unidad en plena guerra abierta entre JxCat y Esquerra

El presidente de la Generalitat pide la dimisión de Borrell por el presunto espionaje a las «embajadas»


Barcelona / Colpisa

La diputada de JxCat Elsa Artadi afirmó el lunes pasado que la unidad del independentismo había tocado fondo. Sin embargo, la guerra abierta, lejos de remitir, se mantiene con toda su intensidad, entre reproches cruzados y acusaciones de mentir como las que se han hecho este miércoles los dos socios en el Gobierno catalán. El presidente de la Generalitat de Cataluña , Quim Torra, ha llamado este miércoles a la unidad para «avanzar juntos».

«Si la represión nos afecta por igual, tenemos que estar juntos en todos lados», ha afirmado en la sesión de control al Gobierno catalán en la Cámara autonómica. El dirigente nacionalista ha «lamentado» la parte de culpa que pueda tener en la división del secesionismo y ha emplazado a sus socios de Esquerra a «minimizar» las contradicciones.

El objetivo, ha dicho, es volver a ejercer el derecho de autodeterminación. ERC le ha replicado que tienen que estar a la altura y tener instituciones fuertes y cohesionadas. «Hagámoslo», le ha instado el presidente del grupo republicano, Sergi Sabrià. La petición hacía referencia a la presidencia de la Diputación de Barcelona, que se decide este jueves y que, si no se quiebra el pacto alcanzado entre JxCat y PSC, investirá a la socialista Núria Marín como presidenta provincial. ERC se siente traicionado por sus socios y ha advertido de que el pacto entre posconvergentes y socialistas supondrá un antes y un después y amenaza con precipitar el adelanto electoral. 

Marcha atrás en las alcaldías

En JxCat replican a los republicanos que, si quieren frenar la presidencia de Marín, lo que tienen que hacer es revertir las alcaldías en Sant Cugat y Figueras, en manos de ERC a partir de pactos con, entre otros, el PSC. En la sesión de control, Torra ha pedido además la dimisión del ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, por lo que el presidente de la Generalitat ha calificado como el «Borrellgate», que a su juicio supone un «escándalo de dimensión europea».

Según Torra, el Gobierno español ha espiado a diputados y periodistas extranjeros. «El Estado nos espía en las delegaciones de la Generalitat en el exterior. No es que las cloacas del Estado vayan llenas, es que están colapsadas», ha asegurado. «La represión ha llegado a un punto intolerable», ha añadido. Torra ha anunciado que pondrá en conocimiento de las cancillerías el supuesto espionaje que se habría llevado a cabo en las embajadas catalanas de Berlín, Londres y Ginebra. «Se perseguía a gente que sencillamente iba a convocatorias o a defender la independencia», ha apuntado.

Torra ha afirmado además que está seguro de que Carles Puigdemont y Toni Comín podrán ser eurodiputados y que la Justicia Europea acabará dándoles la razón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Quim Torra llama a la unidad en plena guerra abierta entre JxCat y Esquerra