Fiscalía pide cerrar una residencia en Madrid por el deplorable estado de los ancianos

El Ministerio Público ha alertado del peligro que suponía el centro para la salud e integridad de los internos

Imagen de archivo de residencia de ancianos
Imagen de archivo de residencia de ancianos

LA VOZ/ AGENCIAS

La Fiscalía ha instado a la Comunidad de Madrid al cierre de la residencia privada de la tercera edad «Arzobispo Morcillo», en la localidad de Soto del Real, ante el peligro que aprecia para la salud e integridad de los usuarios.

El «deplorable» estado en el que se encuentran los residentes y las instalaciones ha llevado a la Fiscalía a adoptar esta medida tras una visita rutinaria realizada este lunes por la fiscal especialista en discapacidades de la Fiscalía de Alcobendas, quien alarmó de la situación. La Comunidad de Madrid ya había precintado el 1 de julio la consulta médica, la de fisioterapia y el gimnasio.

Fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia han indicado a Europa Press que se va a adoptar medida cautelar de cierre e incoar un expediente sancionador contra el titular de la residencia tras comprobar  que este centro no estaba garantizando la adecuada atención médica. 

Investigación cautelar completa

Además de urgir al cierre de la residencia, la Fiscalía ha solicitado a la Guardia Civil un atestado en el que, según avanza el Ministerio Público, «presumiblemente» se imputará a los responsables del centro la posible comisión de delitos contra la salud pública y la integridad de las personas. Ha ordenado a la Guardia Civil la elaboración de un atestado donde quede documentado el resultado de la inspección realizada junto al correspondiente reportaje fotográfico. Se ha oficiado también a la Policía Judicial de Tres Cantos para que se desplace "conjuntamente" con la fiscal hasta la residencia para proceder a una inspección en profundidad puesto que, además, las habitaciones de los internos estaban con "bastante suciedad, falta de higiene, comida en dudoso estado de conservación así como otra habitación que, a modo de almacén, servía para acumular cajas llenas de medicamentos". El personal del CIRA, por su parte, ha sido informado del riesgo de incendio ya que las mangueras no funcionaban e incluso el cuarto de calderas tenía una fuga de agua.

En relación a los usuarios de la residencia de la tercera edad arzobispo Morcillo se ha movilizado a los servicios médicos del Centro de Salud de Tres Cantos para que realizar una evaluación de los internos, dada la situación que presentaban alguno de ellos, con el fin de valorar según los casos su ingreso en algún centro médico o derivarlos a residencia con plazas de emergencia social.

La Comunidad ha decidido el cierre de la residencia, ya que "este centro es de titularidad privada y en él no existen plazas concertadas por la Comunidad de Madrid, si bien, el Gobierno regional va a garantizar la atención a los 60 residentes afectados". Así, ha informado a los familiares de los residentes de la situación y, en el caso de no poder asumir el cuidado de su familiar, se les habilitará plazas de emergencia en centros dependientes de la AMAS o de la DG de Dependencia.

 En el último trimestre los casos de irregularidades en residencias se han agravado en la Comunidad de Madrid. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Fiscalía pide cerrar una residencia en Madrid por el deplorable estado de los ancianos