El generoso gesto de los bomberos de Marbella que financiaron el entierro de un niño con cáncer

La Voz

ESPAÑA

El funeral, que costó 6.000 euros, era inasumible para la madre del pequeño

09 jul 2019 . Actualizado a las 16:54 h.

Benjamín falleció a los 7 años de edad el pasado viernes 5 de julio. Le habían detectado un tumor cerebral que derivó en parálisis, lo que le impedía mover la mitad derecha de su cuerpo. Para más inri vivía en un cuarto piso sin ascensor, por lo que el desplazamiento en silla de ruedas era tarea imposible.

Es entonces cuando los bomberos de Marbella, de forma voluntaria, comenzaron a ayudar al muchacho, transportándolo a pulso por las escaleras para que puediera acudir a la escuela a diario. También acondicionaron la vivienda para que viviera de forma cómoda y, a su vez, buscaron un nuevo hogar que no presentase tantas dificultades para el niño.

Benjamín nunca llegó a abandonar ese piso. Tras una fase de estabilización, el cáncer volvió a atacar llevándose la vida del pequeño tras una parada cardiorrespiratoria. Su familia no tenía póliza para cubrir los gastos ni posibilidades económicas para financiar el funeral. Ante la imposibilidad de pago de la ceremonia los bomberos se hicieron cargo del sepelio, que tuvo un coste de 6.000 euros.