Sánchez convoca otra ronda de contactos para tratar de desbloquear la investidura

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con Pablo Casado en el Congreso de los Diputados el pasado día 11 para hablar sobre la investidura
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con Pablo Casado en el Congreso de los Diputados el pasado día 11 para hablar sobre la investidura Jesús Hellín | EUROPA PRESS

Valls pide a populares y naranjas que apoyen al PSOE ante la «emergencia nacional»

01 jul 2019 . Actualizado a las 12:26 h.

Después de más de dos meses de las elecciones generales, el reloj de la investidura se pone en marcha. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, anunciará este martes la fecha de la votación, en la que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no tiene por ahora garantizada la mayoría suficiente para sacarla adelante. En la Moncloa esperan, sin embargo, que esa cuenta atrás del cronómetro sirva para ablandar la postura inflexible del líder de Podemos, Pablo Iglesias, que rechaza apoyar a Sánchez si no hay Gobierno de coalición, y también la del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que descarta abstenerse

Presión sobre Iglesias y Rivera

A la espera de que llegue ese momento, Sánchez elevará la presión sobre ambos convocando una nueva ronda de contactos políticos en la Moncloa, en la que él mismo recibirá al líder del PP, Pablo Casado, además de a Rivera e Iglesias, mientras que la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, se reunirá con el resto de fuerzas. El líder socialista tratará de transmitir así la idea de que la urgencia de formar un Gobierno va más allá de sus intereses personales, de que bloquear su investidura sería muy negativo para España y de que quien lo haga estará demostrando no tener sentido de Estado.

En ese debate irrumpió ayer de nuevo el ex primer ministro francés y concejal de Barcelona Manuel Valls, quien aseguró que España afronta una «emergencia nacional» y que por ello «PP y Ciudadanos deben apoyar de una forma u otra a este Gobierno». En una entrevista en La Vanguardia, Valls no descarta incluso ser miembro de un Ejecutivo del PSOE. «No creo que sea el momento de plantear mi participación», dice. «¿En el futuro? Siempre estaré dispuesto a trabajar por la unidad de España», añade, sin embargo, a continuación.