Pablo Casado acude a San Sebastián para limar asperezas con el PP vasco


El presidente del PP, Pablo Casado, se desplazó este miércoles a San Sebastián para participar en un acto organizado por el Partido Popular Europeo en homenaje a las víctimas del terrorismo y al que acudieron el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y el líder del grupo del PPE y candidato a presidir la Comisión Europea, Manfred Weber. Pero además de para rendir tributo a las víctimas de la barbarie, Casado aprovechó su desplazamiento para intentar arreglar asuntos internos en la formación.

La sintonía entre la organización territorial, liderada por Alfonso Alonso, y la dirección nacional no es la más adecuada. No lo es desde la llegada de Pablo Casado a la planta noble de Génova el pasado verano, cuando el exministro de Sanidad se había convertido en uno de los principales apoyos de su rival en las primarias, Soraya Sáenz de Santamaría. Tampoco mejoró durante este curso, en el que el dirigente palentino escoró a la derecha al partido buscando cortar la fuga de apoyos a Vox. Alonso se convirtió en una de las voces más en desacuerdo con esta estrategia y alertó del riesgo de perder de vista el centro político.

Una vez transcurridas las elecciones generales, en las que los populares vascos no obtuvieron ni un solo escaño, ni siquiera uno que daban por garantizado, el del responsable de la campaña electoral y vicesecretario Javier Maroto, la organización territorial se propuso emprender una reformulación para cambiar la deriva a la que parecen condenados. Así, Alfonso Alonso anunció que en septiembre organizarán una convención programática para determinar un «perfil propio» que les permita afrontar el momento político actual. Todo esto, sin solicitar permiso a Génova. 

El rival a batir, el PNV

Este miércoles le transmitieron a Casado en un almuerzo en qué consistía esta autonomía que reclaman tras haber diagnosticado que sus principales adversarios no son ni Cs ni Vox, como en la mayor parte del resto de España, sino que sus votantes han abrazado la opción del PNV, por lo que entienden que para no desaparecer por completo deben adoptar un discurso distinto al de Madrid. Fuentes cercanas a la dirección reconocen que la situación en el País Vasco es compleja, pero tal y como reiteraron estas últimas semanas, ese perfil propio deberá mantenerse dentro de los límites marcados por la dirección nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pablo Casado acude a San Sebastián para limar asperezas con el PP vasco