La madre y su pareja, culpables de la muerte y violación de la pequeña Sara

Ambos se exponen a ser condenados a prisión permanente revisable

La madre de la pequeña Sara, su pareja y sus abogados, durante una sesión del juicio
La madre de la pequeña Sara, su pareja y sus abogados, durante una sesión del juicio

redacción / la voz

El jurado popular ha considerado a Roberto H.H. y Davinia M.G. responsables del asesinato de Sara, la niña de 4 años e hija de la segunda que el 3 de agosto del 2017 murió en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid al que llegó el día anterior agonizando tras recibir una brutal paliza y ser violada.

Las cuatro mujeres y cinco varones del jurado responsabilizan, por unanimidad, a los dos encausados del asesinato de la pequeña, él con las agravantes de odio y ensañamiento, y, en el caso de Davinia, por comisión por omisión, según recoge Europa Press.

Además, Roberto deberá responder de un delito de agresión sexual, con el agravante de odio; cuatro delitos de maltrato con lesión y de otro de maltrato habitual. En el caso de ella, además de su responsabilidad por la muerte de su propia hija, ha sido acusada de tres delitos de maltrato con lesión y de otro de maltrato habitual, con la aplicación de las atenuantes de obcecación y confesión, mientras que ha quedado libre de la agresión sexual.

Conocido el veredicto del jurado, el magistrado Feliciano Trebolle emitirá la sentencia en unos días. La fiscala, la acusación particular, en representación del padre de la niña, y las populares Clara Campoamor y Adavasymt han mantenido su petición de prisión permanente revisable para Roberto, junto con otras condenas para él de entre 22 y 24 años de cárcel a mayores, además de las oportunas medidas de seguridad e indemnizaciones correspondientes.

Para Davinia tan solo las acusaciones populares piden la prisión permanente revisable, además de otras penas de entre 21 y 22 años, mientras que la fiscala ha situado la petición de condena en veintisiete años y once meses. La letrada del padre biológico, por su parte, era la única que no pedía condena para la madre.

El origen del trágico desenlace de Sara se remonta al noviazgo que su madre inició en mayo del 2017, cuando aún convivía con su pareja y padre biológico de la pequeña. Desde entonces, la niña comenzó a padecer todo tipo de lesiones, golpes y hasta quemaduras. Fue el 11 de julio cuando la madre, una militar, la llevó al hospital por un hematoma en el labio. Ahí se activaron los protocolos por maltrato. Pero la Junta de Castilla y León no recibió hasta 15 días después el aviso de la Fiscalía para investigar lo sucedido . El 2 de agosto, los técnicos de los Servicios Sociales llamaron a Davinia para comunicarle que se hacían cargo de la tutela de Sara. Ya era tarde. Estaba en muerte cerebral en el hospital. Murió al día siguiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La madre y su pareja, culpables de la muerte y violación de la pequeña Sara