Puigdemont descarta ser restituido como presidente de la Generalitat

Prevé coger el acta de eurodiputado si es elegido, pero no aclara si vendrá a España

Efe

Colpisa

El expresidente de la Generalitat y cabeza de lista de JxCat a las elecciones europeas, Carles Puigdemont, hizo ayer tres anuncios respecto a su futuro político más inmediato. Por un lado, señaló que si es elegido europarlamentario, renunciará a su acta de diputado autonómico. Este extremo tiene su relevancia, ya que si pierde su condición de parlamentario en la Cámara catalana ya no podrá ser investido presidente de la Generalitat como ha sido su intención desde el primer día de la legislatura. «Hubo una suspensión unilateral del señor Llarena. La renuncia no es mía», ha afirmado en una rueda de prensa en la ACN.

El segundo anuncio ha sido que tiene previsto recoger su acta de eurodiputado. Está convencido de que la ley le ampara y que no debería tener impedimento para hacer efectiva su condición de parlamentario europeo, sin temor a ser detenido. «¿Tendré inmunidad? Sí; ¿Mi elección me habilitaría para poder completar todos los trámites que marca la LOREG? Sí; ¿Será posible? Depende del Estado español», remató.

Puigdemont está dispuesto a dar la batalla legal que haga falta y ha apuntado que la cuestión puede acabar en el Tribunal Europeo de Justicia. A su juicio, y lo ha dicho como una advertencia, al Estado español le «convendría» permitirle recoger su acta. Su intención como eurodiputado es, según ha detallado, seguir con el trabajo que lleva realizando desde que huyó a Bélgica a finales del 2017, de internacionalización de la causa soberanista catalana.

El candidato de JxCat ha hecho un tercer anuncio y que en principio se autodescarta como posible aspirante a la Presidencia de la Generalitat en caso de que haya elecciones catalanas una vez se conozca la sentencia del juicio del referendo ilegal del 1-O.

Puigdemont apostó por una legislatura catalana larga. «No tengo ningún interés en ser candidato a unas elecciones al Parlamento de Cataluña; lo que sí quisiera es recuperar la normalidad», aseguró.

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont dejó en el aire la designación de Miquel Iceta como senador autonómico, lo que le permitiría ser elegido presidente del Senado. Puigdemont aseguró que Pedro Sánchez se precipitó dando por hecha la candidatura de Iceta sin conocer la opinión de la Cámara catalana. «No está en cuestión que el PSC tenga derecho a tener un senador», afirmó. Eso sí, señaló que hay unos trámites y unos procedimientos que se tienen que respetar. Y recordó que la última vez que el Senado interfirió sobre el Parlamento catalán fue para aplicar el 155. Recordó también que Iceta votó a favor de su suspensión como diputado catalán y estuvo al lado del 155 e hizo mofa con los presos. «Queremos un cambio de actitud, un cambio de política, una política de respeto», señaló.

Gestos «humanos»

Insistió en que no es una condición sine qua non, pero el expresidente de la Generalitat reclamó gestos «humanos», de respeto a Pedro Sánchez y Miquel Iceta hacia los independentistas. Esperamos, dijo, un discurso de empatía y comprensión hacia los que sufren. Y gestos, añadió, de reconocimiento hacia su persona, pues criticó que en el año y medio que lleva huido en Bruselas nadie del PSC se ha puesto en contacto con él.

Carles Puigdemont, en cualquier caso, apuntó que la decisión sobre el voto de JxCat corresponde al grupo parlamentario, aunque recalcó que él no podrá votar, entre otras cosas por culpa de Iceta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Puigdemont descarta ser restituido como presidente de la Generalitat