Rubalcaba, en estado de extrema gravedad

El presidente del Gobierno en funciones llegó pasadas las ocho de la tarde al hospital, donde también estuvieron Felipe González o José Luis Rodríguez Zapatero


Redacción

«Extrema gravedad». Son las palabras que empleó el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda en el último parte médico difundido por el centro sanitario sobre Alfredo Pérez Rubalcaba, ingresado tras sufrir un ictus en su casa este miércoles por la tarde.

El presidente del Gobierno en funciones llegó pasadas las ocho de la tarde al hospital directamente desde el aeropuerto. Pedro Sánchez participaba en una cumbre cumbre informal de la Unión Europea (UE) en Rumanía. Abandonó la reunión una hora y media antes de que terminara a causa precisamente del empeoramiento del exvicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE. Sánchez quiso interesarse por el estado de salud del histórico socialista y ha acompañado a su familia por espacio de una hora y veinte minutos, según han informado fuentes del Palacio de La Moncloa.

Previamente, el expresidente Felipe González se ha acercado al hospital cerca de las cinco de la tarde y ha estado dentro poco más de una hora para después abandonar el recinto sin atender a los medios de comunicación. Una hora después, sobre las 18.00 horas, ha acudido José Luis Rodríguez Zapatero, que ha permanecido algo más de dos horas en el centro hospitalario y que también se ha marchado sin hacer declaraciones a los medios.

Otros miembros del Gobierno de Sánchez que se han personado en el hospital han sido los ministros de Interior, Fernando Grande-Marlaska, de Educación, Isabel Celaá, de Hacienda, María Jesús Montero, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, así como el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha declarado a los medios congregados en la puerta del hospital que se trata de «un momento muy triste». «Esperemos que haya un milagro porque ya, tal como nos informan, la situación es muy grave», ha añadido.

La lista de dirigentes socialistas que ha querido acompañar a la familia en momentos tan complicados es larga: Eduardo Madina, Trinidad Jimémez, César Luena, Juan José Laborda, Antonio Camacho o Rodolfo Ares pasaron por el hospital de Majadahonda.

El expresidente del Gobierno Felipe González, acompañado de su esposa, Mar García Vaquero, saliendo esta tarde del hospital donde está ingresado Rubalcaba
El expresidente del Gobierno Felipe González, acompañado de su esposa, Mar García Vaquero, saliendo esta tarde del hospital donde está ingresado Rubalcaba

El exdirigente socialista se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Ingresó ayer sobre las 19.15 horas en estado grave. El Hospital ha comunicado que «por expreso deseo de la familia» no facilitarán más información sobre su estado.

El exvicepresidente del Gobierno socialista y exministro del Interior sufrió el ictus en su casa, donde fue atendido por una unidad del Servicio de Urgencias Médicas de Madrid (Summa) que lo trasladó en estado grave al hospital Puerta de Hierro de Majadahonda.

Los servicios de urgencias de la Comunidad de Madrid recibieron un aviso a las 18.12 horas alertando de que un varón de 67 años había sufrido un desvanecimiento en su domicilio de Majadahonda, según indicó a Efe un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

Habría sido durante ese traslado en ambulancia, según avanzó la Cadena Ser, cuando el trombo se desplazó al córtex cerebral. En el centro hospitalario el equipo médico le practicó un cateterismo para disolver esa obstrucción y al parecer, no se teme por su vida.

Rubalcaba se había retirado de la vida política en septiembre del 2014. Doctorado en Química Orgánica, imparte en la actualidad clases en la facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Complutense de Madrid desde que renunciase a su escaño.

Apoyo de la clase política

Felipe VI ha hablado este jueves con Pilar Goya, la esposa del exvicepresidente del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba, para interesarse por su estado y su evolución tras el ictus que sufrió este miércoles y comunicarle su deseo de un rápido restablecimiento, han informado fuentes de Casa Real. El Palacio de la Zarzuela ya se interesó este miércoles por el estado del ex líder socialista. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mandó su cariño y el de todos los socialistas. «Pendientes de la evolución de nuestro compañero Alfredo Pérez Rubalcaba. Mi cariño y el de todos los socialistas para él y para su familia, y los mejores deseos para su recuperación», escribió el líder del Ejecutivo en Twitter.

También desde esta red social expresaron ayer su apoyo a Rubalcaba y a su familia varios partidos y dirigentes políticos, entre ellos el líder del PP, Pablo Casado; el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

«Parece que está evolucionando, pero estamos muy preocupados. Estas cosas tienen una evolución muy complicada. Hay que estar muy vigilantes, pero, sobre todo, estamos preocupados y con todo el ánimo y el cariño enorme que le tenemos todos los socialistas pensando en él», señaló este jueves la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.

Recientemente el nombre de Rubalcaba había vuelto a la actualidad política cuando se supo que el exsecretario general de los socialistas había rechazado la propuesta de Pedro Sánchez para ser candidato a la Alcaldía de Madrid, un puesto que después fue ocupado por el exentrenador de baloncesto Pepu Hernández.

Pérez Rubalcaba rechazó una propuesta de Sánchez para ser candidato a la alcaldía madrileña

Paula de las Heras
Sánchez y Rubalcaba en el congreso del 2014 en el que el primero fue elegido secretario general del PSOE
Sánchez y Rubalcaba en el congreso del 2014 en el que el primero fue elegido secretario general del PSOE

La negativa muestra los problemas del PSOE para las municipales

Alfredo Pérez Rubalcaba vs Manuela Carmena. El exministro del Interior, exvicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE frente a la alcaldesa de Madrid, jueza jubilada e icono progresista. Esa era, por sorprendente que pueda parecer, la visión de Pedro Sánchez, su gran apuesta para las elecciones del próximo 26 de mayo, pero no podrá ser. El presidente del Gobierno recibió hace unas semanas en la Moncloa al veterano político, ya retirado de la primera línea, aunque aún emocional e intelectualmente vinculado a su partido, para ofrecerle el puesto de cabeza de cartel socialista al ayuntamiento de la capital. La respuesta fue un «no, gracias».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Rubalcaba, en estado de extrema gravedad