El estafador del amor catalán se libra de la cárcel

Las «contradicciones» de la versión de la víctima impiden corroborar que le dio dinero bajo engaño


REDACCIÓN

Un juez de Barcelona ha absuelto a Albert C., conocido como el supuesto estafador del amor, tras el juicio por una de la más de veinte estafas por las que fue denunciado, al concluir que las «contradicciones» de la versión de la víctima impiden corroborar que le dio dinero bajo engaño.

En la sentencia, el Juzgado de lo Penal número 27 de Barcelona absuelve a Albert C. argumentado que las «evidentes contradicciones» en los sucesivos relatos de la víctima no permiten dar por probado que actuó engañada a la hora de prestarle dinero y sufragar sus gastos por valor de más de 7.000 euros.

De las 25 denuncias de mujeres que le acusaron por quedarse su dinero bajo engaño, el supuesto estafador de mujeres ha tenido una suerte dispar en los juzgados, donde ha sido absuelto en algunos de los casos, como el de esta víctima, pero también fue condenado a un año el pasado mes de diciembre por engatusar a una mujer, asegurando que era inversor en bolsa.

En este caso, la víctima denunció en un primer momento que accedió a darle dinero porque que estaba pasando por una situación difícil, posteriormente que no tenía problemas económicos, sino que estaba a la espera de que su madre le devolviera una documentación, y finalmente en el juicio que aceptó correr con sus gastos y dejarle dinero porque se había dejado la cartera en Andorra.

Según la sentencia, el acusado contactó con la mujer a través de una web de citas y quedaron en sucesivas ocasiones, en las que ella le invitó y asumió los gastos e incluso le cedió 7.000 euros, después de que este afirmara que trabajaba en una empresa familiar de domótica y alardeara del alto nivel adquisitivo de su familia. 

Siguieron viéndose

Para el juez, no ha resultado acreditado que la mujer efectuara todos o alguno de los pagos como consecuencia de «algún concreto engaño» atribuible al acusado, ni que la transferencia bancaria que le hizo obedeciera a una «manifestación engañosa» que pudiera inducirla a algún tipo de error.

La sentencia destaca que la denunciante reconoció en el juicio que accedió a ir pagando y a ir sacando pequeñas cantidades de dinero y entregarlas al acusado mientras este le aseguraba que ya había ordenado varias transferencias de dinero para devolverle los gastos y reintegros. Esta mecánica se prolongó en el tiempo, ya que ambos acudieron a restaurantes de lujo, sitios caros y hoteles, siempre pagando ella o el acusado con dinero que la mujer le entregaba previamente.

Esta versión, según el juez, contrasta con la que la mujer sostuvo al principio, de que el acusado le pidió dinero porque atravesaba dificultades económicas, ante lo que concluye que no existen suficientes indicios de que actuara engañada y acuerda absolver al acusado.

El acusado ha salido libre de la mayoría de las 25 denuncias que acumulaba

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El estafador del amor catalán se libra de la cárcel