Marta González: «Vox no cuaja en Galicia porque aquí somos sensatos y realistas»

La vicesecretaria de comunicación del PP y candidata por A Coruña cree que «es triste» la deriva de una política de eslóganes e imagen


santiago / la voz

Marta González (Santiago, 1965) lleva «muchas campañas en muy poco tiempo». Salió elegida diputada en el 2011, el 2015, el 2016 y ahora encabeza la lista popular coruñesa del Congreso. Como vicesecretaria de comunicación con Pablo Casado no se le conocen patinazos, y eso ya es noticia.

-¿Va a bajar el PP el salario mínimo?

-No se va a bajar. Lo que hubo fue una mala interpretación de las palabras de Pablo Casado, que quería poner de manifiesto que Mariano Rajoy ya tenía un acuerdo para subirlo progresivamente hasta el 2020, y que hay otros modos de hacer las cosas.

-No es el primer malentendido en torno a los mensajes del PP, cuando no hablan de «fake news».

-Los de Casado y Rajoy son dos modelos de comunicación distintos, y además ahora somos oposición. Nunca llueve a gusto de todos: antes el problema era el plasma y ahora hay una relación más cercana y frecuente.

-¿No se están metiendo en charcos por opiniones personales que no están en el programa, como ocurre con el aborto?

-Todos los lunes discutimos los temas que vamos a tratar y cada mensaje, pero en campaña es normal que esos mensajes se multipliquen porque la exposición es mucho mayor.

-¿Qué diferencias ve con su primera campaña, en el 2011?

-El PP empezó a crecer con la victoria de Feijoo en Galicia en el 2009, y ya había muchos indicadores que decían que estaba hecho. Ahora tenemos otra configuración, hay más organizaciones y la capacidad de predicción es menor.

-¿A quién se refiere al hablar de organizaciones?

-Es que me resisto a llamarlos partidos políticos, porque no lo son en el sentido tradicional de la palabra. En este tema voy a usar esa coletilla de la que hablamos, porque es mi opinión personal, pero tengo la sensación de que ni Ciudadanos ni Vox son partidos al uso, porque no tienen una imbricación real en todos los territorios ni pueden hacer listas sin acudir al mercado, por decirlo de alguna manera.

-Pero tienen líderes, ideas...

-He seguido con interés la trayectoria de Ciudadanos en el Congreso y he visto cómo cambiaban de parecer de un día para otro sin razón aparente, buscando acomodo según soplaba el viento de la opinión pública. En cuanto a Vox, simplemente no hay muchas ideas.

-Para no tener ideas, parece que les va bien.

-Nosotros intentamos poner de manifiesto esas carencias. Detrás de tanta bandera y tanto «viva España» hay pocas soluciones para el empleo, la situación económica, las comunidades autónomas... Es triste que en la política de hoy tengan tanta fuerza la imagen y los eslóganes frente a las ideas.

-¿Cómo van a influir en esta campaña las tres ces (crisis, corrupción y Cataluña) que marcaron al PP en esta década?

-La corrupción ya no es un problema en el PP, no tiene nada que ver con los que estamos ahora, y eso ha calado. Influirán más la coyuntura económica y Cataluña. Nos preocupa la actitud de Sánchez, porque todavía no ha contestado de manera clara qué hará si, llegado el momento, intenta sumar votos con los independentistas. Creo que lo hará con quien sea para seguir en el poder.

-Se les ha sumado un enemigo, también con C: el CIS.

-Es preocupante el descrédito del CIS, pero cuando se contrasta con la realidad, como ocurrió en Andalucía, los resultados están ahí. No es una novedad que los votantes del PP sean reacios a expresar su opción en una encuesta, en Galicia sabemos mucho de eso.

-El PP propone una moratoria a las transferencias a las comunidades: ¿se puede avanzar dejando a un lado el desafío secesionista?

-Sí, se puede y se debe diferenciar a las comunidades que han gestionado muy bien sus competencias y no han puesto en jaque al Estado, como Galicia, que es un ejemplo que pone Casado.

-¿Transferirá el PP la AP-9?

-Hay un compromiso en el Congreso.

-Vox no se asoma en las encuestas de Galicia: ¿cómo lo interpretan en Génova?

-Vox no cuaja porque los gallegos somos inteligentes, sensatos y realistas, y esos cantos de algunos partidos no tienen reflejo. No interesa su mensaje porque somos de natural moderado, y los exabruptos resultan antipáticos.

-¿Cómo interpreta los Presupuestos del Estado que Sánchez tenía previstos para Galicia?

-Como un absoluto desprecio y desinterés. Las cuentas estaban concebidas para satisfacer el apetito de los independentistas, que luego se demostró insaciable. En privado, diputados socialistas nos reconocieron que no eran unos presupuestos defendibles para Galicia. El ninguneo se ve también con los casos de Alcoa, Ence o los mensajes del diésel, que afectan a PSA.

-¿Cuál sería su primera medida pensando en Galicia?

-Proteger la industria, porque en nombre del medio ambiente están amenazando sin mucho sentido miles de empleos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Marta González: «Vox no cuaja en Galicia porque aquí somos sensatos y realistas»