La Guardia Civil admite que usó un gas para abrirse paso y acceder a los colegios


La Guardia Civil utilizó gas irritante el 1-O en algunos colegios para abrirse paso entre la multitud que rodeaba los centros y llegar a las urnas. En la 28ª sesión del juicio por el desafío independentista, dos agentes reconocieron que rociaron a los congregados en un instituto de Tarragona con espráis de «defensa personal». Esta práctica había sido denunciada por colectivos independentistas, que aseguraron que los agentes utilizaron «gases lacrimógenos» o «gas pimienta». Las imágenes de al menos dos colegios parecían dar cierta veracidad a las acusaciones. Se trata de los incidentes en Montroig (Tarragona) y en Aiguaviva (Gerona). En esas grabaciones se aprecia cómo la multitud, que se enfrentaba a la Guardia Civil, se dispersa en segundos, con problemas respiratorios. Dos funcionarios que intervinieron en Montroig explicaron la estampida: se usaron espráis de «defensa personal».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Guardia Civil admite que usó un gas para abrirse paso y acceder a los colegios