El Gobierno catalán endosa al Estado un crédito extraordinario de 814 millones de euros para poder pagar salarios y extras

La Generalitat reconoce la falta de liquidez para pagar nóminas de funcionarios públicos


Redacción

La Generalitat catalana se encuentra en una situación financiera límite y ha tenido que recurrir a un crédito extraordinario para afrontar el pago de salarios de empleados públicos que financiará el Estado. Este martes, el Ejecutivo de Torra ha aprobado un decreto ley que concede un suplemento de crédito de unos 814 millones de euros a los Presupuestos del 2017 (prorrogados en  el 2019) para atender nuevos gastos, como los relacionados con los aumentos salariales de los trabajadores públicos y el retorno del 40 % de su paga extra del 2013. 

La cifra del suplemento de crédito se desglosa en 241 millones que provendrán del Fondo de Facilidad Financiera (FFF) y 572 millones de los anticipos del Gobierno a las comunidades según el modelo de financiación.

La medida responde a que los créditos de gasto previstos en las cuentas de 2017 -las últimas aprobadas y prorrogadas hasta la actualidad- resultan insuficientes para atender las necesidades que han surgido desde entonces, con carácter recurrente e impacto en el ejercicio actual. El consejero de Economía catalán, Pere Aragonès ha dicho que este suplemento de crédito también abarca los aumentos de plantilla en el ámbito de la educación y la sanidad realizados por la Generalitat el último año.

Plan de contingencia

Este decreto ley es una primera fase del plan de contingencia que está elaborando el Gobierno catalán para «conseguir todo aquello que sea posible» de lo que estaba previsto en el proyecto de Presupuestos del 2019, que no consiguió los apoyos necesarios y no superó la tramitación parlamentaria. El vicepresidente catalán ha criticado la «irresponsabilidad» de los grupos del Parlamento al no aprobar las cuentas: los ha acusado de estar en campaña electoral por no apoyarlas, y ha remarcado que el plan de contingencia no será lo mismo que si se hubieran aprobado las cuentas.

Ha lamentado que no será posible conseguir todo lo que estaba previsto en el proyecto de Presupuestos, pero que el Ejecutivo priorizará las urgencias más inmediatas y no «dimitirá» de sus responsabilidades.

«No empezamos una campaña electoral como el Gobierno del Estado», ha dicho Aragonès, y ha confiado en que, cuando pase todo el ciclo electoral, los grupos de la oposición en el Parlamento prioricen el bienestar de la gente.

El plan de contingencia será aprobado próximamente y en las próximas semanas se irán sumando las partidas que el Gobierno considere prioritarias, como la atención a los menores extranjeros no acompañados (MENAS) acogidos los últimos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Gobierno catalán endosa al Estado un crédito extraordinario de 814 millones de euros para poder pagar salarios y extras