«Voy a matar a los niños porque se reencarnarán y serán más felices»

Evalúan el estado mental de la madre de los niños de Godella asesinados, de cuya situación alertaron varias veces los abuelos

La madre de los pequeños de Godella fue detenida en el 2011 en Valencia en una protesta de los  indignados del 15M, y acusada de desórdenes públicos y atentado a la autoridad, por lanzar botellas y propinar patadas a los agentes
La madre de los pequeños de Godella fue detenida en el 2011 en Valencia en una protesta de los "indignados del 15M, y acusada de desórdenes públicos y atentado a la autoridad, por lanzar botellas y propinar patadas a los agentes

redacción / la voz

Godella está afligida e indignada. Afligida por los asesinatos de los dos menores, Amiel e Ichel, y frustrada al enterarse de las condiciones insalubres en las que vivían. «¿Dónde diablos estaban los Servicios Sociales?», se preguntaba este viernes una de las vecinas de esa localidad valenciana.

Entretanto, los progenitores permanecen detenidos a la espera de pasar a disposición judicial. Ella, María G. M., una activista y ecologista de origen mexicano; y él, de origen belga, estilo hippy. La madre ya había estado detenida en el 2011 por atentado a la autoridad durante una protesta de «indignados» del 15M.

Al parecer, ambos tienen diagnosticados problemas mentales, de hecho ella fue trasladada este viernes a un centro hospitalario para valorar su estado.

Conversar con ellos fue difícil para los agentes. Dieron absurdas explicaciones sobre la desaparición de sus hijos. El padre aseguró que la madre le dijo que iba «a matar a los niños porque se van a reencarnar y serán más felices». También aseguró que el miércoles intentó ahogar a los niños, pero ese día una conocida de la familia les llevó comida y los vio. 

Alerta ya en el 2016

La alcaldesa de Godella, Eva Sanchis, ha subrayado que el seguimiento de este caso comenzó en febrero de 2016 cuando los servicios sociales intervinieron por un «conflicto de convivencia vecinal» a petición de un juzgado de Paterna. Sin embargo, ese mismo año se archivó el expediente porque «abandonaron el municipio». No fue hasta el lunes cuando, después de una llamada de los abuelos a la Policía Local de Godella, dos patrullas acudieron al domicilio, donde comprobaron que los cuatro estaban «en buenas condiciones». Los familiares volvieron a dar el aviso a Protección del Menor para que los Servicios Sociales actuaran. En total, tres intervenciones que no consiguieron evitar este desolador desenlace.

A raíz del último aviso, el del miércoles, los miembros de Servicios Sociales se coordinaron, además de con la Policía Local, con el centro escolar del hijo mayor, ubicado en la vecina localidad de San Sebastián de Rocafort, y el Centro de Salud de Godella para continuar el seguimiento. Pero, tras ver las condiciones de la vivienda, comprobar que el menor no acudía al colegio desde hace semanas y el estado psicológico de los padres... ¿Por qué no actuaron? Es la pregunta que se hacen muchas de las personas que este viernes participaron en los dos minutos de silencio por los pequeños en Godella. Según fuentes municipales, la familia había solicitado el empadronamiento, pero no figuraba en él porque no se había tramitado todavía.

Los cuerpos de los dos niños muertos en Godella presentaban golpes en la cabeza

J. M. Marrahí / V. Hernández
;
Tres días antes del doble infanticidio de Godella, la abuela alertó de la situación de los padres Servicios sociales había cerrado un expediente de seguimiento a la pareja en 2016 y abrió otro horas antes de que los niños murieran a manos presuntamente de sus progenitores

Los padres ha sido detenidos y están acusados de un presunto delito de homicio. Los servicios sociales habían abierto un expediente por los problemas mentales de ambos y la desatención a los niños

Los dos niños de Godella (Valencia) hallados muertos este jueves habrían fallecido a golpes, ya que presentaban numerosas contusiones en la cabeza, según los primeros datos. Los cuerpos de los menores, una niña de cinco meses y un niño de tres años y medio, aparecieron enterrados en una fosa con evidentes signos de violencia, por la que la principal hipótesis apunta a una muerte violenta.

El padre ha quedado también detenido por su supuesta relación con este suceso, por el cual está arrestada ya desde ayer la madre de los niños. Ambos están acusados de un presunto delito de homicio y pasarán previsiblemente este sábado a disposición judicial. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

«Voy a matar a los niños porque se reencarnarán y serán más felices»