Antoni Bayona: «Los independentistas han cometido el error de disociar la democracia de la ley»

El ex letrado mayor del Parlamento catalán afirma que sus líderes lanzaron mensajes distorsionados que crearon falsas expectativas sobre
la secesión


Redacción / la voz

Era el letrado mayor del Parlamento catalán en los que califica como «días de la infamia», 6, 7 y 8 de septiembre del 2017, cuando la Cámara aprobó las leyes del referendo y de transitoriedad jurídica. Ahora Antoni Bayona (Sabadell, 1954) ya no ocupa ese cargo, es un letrado más, y publica No todo vale (Península), un título que alude a «la forma de desarrollar el procés por los independentistas y a la prueba de estrés que tienen la justicia y el Estado español en general con el juicio».

?¿Qué destacaría de lo que va de juicio?

?Sacar conclusiones es precipitado, pero creo que se han originado dudas importantes sobre la imputación de los delitos más graves, sobre todo el de rebelión. Sí hay elementos objetivos para pensar que hubo desobediencia.

?Los letrados advirtieron, con usted al frente, a los miembros de la Mesa de que se estaban saltando la Constitución.

?Hicimos como de mensajeros, porque el Tribunal Constitucional había ido anulando las resoluciones del Parlamento y advirtiendo a los miembros de la Mesa de que paralizaran nuevas iniciativas. Lo que hicimos fue recordar que había esa advertencia con posibles responsabilidades penales.

?Eso significa que era conscientes de lo que estaban haciendo.

?No sé exactamente cómo valoraron esas advertencias, lo que sí es cierto y objetivo es que figuran anexas a las reuniones de la Mesa y de la Junta de Portavoces.

?¿La vía unilateral a la independencia tiene alguna posibilidad?

?Cuando se decantó el desafío secesionista por la vía unilateral me pareció que en el contexto político, social y jurídico aquello no podía tener recorrido. No solo desde el punto de vista jurídico, que era muy claro, sino que como ciudadano esa estrategia me parecía destinada al fracaso. La vía de la unilateralidad es una opción de ruptura con el marco constitucional que tiene un germen revolucionario.

?¿Hubo engaño al hacer creer a la población que el «Procés» podía tener un encaje legal cuando que, en realidad, suponía un conflicto frontal con el Estado?

?Cualquier proyecto necesita tener una pátina de legalidad, aquí escogieron argumentos como el principio democrático o el derecho de autodeterminación que son muy débiles. Cataluña no tiene derecho a la autodeterminación según el derecho internacional. Por eso me resultó sorprendente que la ley del referendo se basara en el derecho de autodeterminación y que los procesados lo defiendan ahora ante el Supremo. Invocar el principio democrático para justificar la unilateralidad es infantil cuando se emplea como antídoto para el incumplimiento de la legalidad. No se puede hacer un derecho a medida y pensar que no va tener consecuencias, porque eso es engañar.

?Niega también la plena soberanía del pueblo catalán.

?Se puede discutir políticamente que el pueblo catalán sea soberano, pero jurídicamente es otra cuestión. Ahora resulta que, según han declarado en el juicio, la DUI no era lo que mucha gente creyó. Eso debería llevar a una exigencia de responsabilidades políticas, incluso más que jurídicas. Estos años se ha lanzado un mensaje distorsionado y falso que ha levantado muchas expectativas que hicieron creer que se podía lograr la independencia por la sola voluntad de los catalanes.

?Deja claro que un referendo de autodeterminación no puede convocarse unilateralmente.

?Esto ya se sabía, porque hay mucha jurisprudencia.

?Torra ha dicho que la democracia está por encima de la ley.

?No estoy der acuerdo, porque no veo que sean incompatibles, son lo mismo. Un error importante que han cometido los independentistas ha sido disociar la democracia de la ley. La democracia y la legalidad son las dos caras de una misma una moneda, no se pueden separar. La democracia permite cambiar la ley, no ignorarla. Es de primer curso de Derecho. La ley marca el camino que deben seguir todos los ciudadanos y los poderes públicos.

?Los secesionistas dicen que España no es una democracia.

?Puede discutirse que sea una democracia con ciertos déficits, pero no hasta el punto de negar que es un Estado democrático. En España no se persiguen las ideas.

?Habla de pensamiento cautivo y disonancia cognitiva en el mundo independentista.

?Me refiero a que al final los sentimientos y las emociones pasan por encima de las razones y acaban llevando a las personas a una situación que no saben gestionar.

?Pese a sus críticas al desafío secesionista, usted es independentista.

?Creí en ese proyecto y ahora lo tengo en el congelador. Cuando llegó el fracaso del Estatuto de autonomía, en cuya elaboración participé, me sentí fuera de juego. Consideré la independencia como una posibilidad. Pero cuando vi la estrategia que se estaba siguiendo me dije yo por ahí no voy.

?¿Como se puede dialogar con una parte que no renuncia al derecho de autodeterminación?

?En Cataluña deberíamos parar, resetear, poner los pies en el suelo y, si hay interlocutor en el otro lado, llegar a un pacto renunciando a lo máximo.

Rajoy dice que nunca negoció nada con Cataluña y que no hubo mediador

ana balseiro
El expresidente Mariano Rajoy, durante su declaración como testigo en el juicio por el desafío independentista
El expresidente Mariano Rajoy, durante su declaración como testigo en el juicio por el desafío independentista

El expresidente responsabiliza a Puigdemont de los enfrentamientos tras el 1-O

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llegó solo y con quince minutos de antelación al Supremo, donde ayer estaba citado a las cuatro de la tarde, y de igual modo se marchó dos horas después. En su declaración ante el tribunal que juzga a los líderes secesionistas dejó claro que aunque había habido conversaciones entre el Ejecutivo central y la Generalitat -algo «usual en política»- «nunca» se negoció para permitir el referendo de autodeterminación que pretendían primero Mas y luego Puigdemont. «No había nada que hablar cuando en la conversación salía liquidar la soberanía nacional. Ellos eran plenamente conscientes de que jamás lo permitiría», sentenció en repetidas ocasiones -primero en respuesta a Vox, como acusación popular, y luego a las defensas- un Rajoy sereno e incluso conciliador, que tiró más de una vez de su habitual retranca durante el interrogatorio.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Antoni Bayona: «Los independentistas han cometido el error de disociar la democracia de la ley»