Cuixart reniega de su declaración ante Llarena: «Quería salir de prisión, ahora busco resolver el conflicto»

El presidente de Òmnium sostiene que la manifestación del 20 de septiembre del 2017 frente a la Consellería de Economía de la Generalitat fue espontánea y no hubo violencia

Juicio del 1-0 en directo: el informe final de las defensas El Supremo inicia este martes la última semana del juicio del «procés» con los informes finales de las defensas, que tratarán de contrarrestar las tesis de las acusaciones e insistirán en la petición de absolución para los acusados

redacción

El líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, se ha presentado en el juicio del desafío soberanista como un «preso político» que ha entrado en prisión por ser «un activista social» y ha afirmado ser independentista con «un sentimiento republicano», hechos por los que ha dicho estar seguro de que no está siendo juzgado.

«Yo soy un preso político, no soy un político preso», ha señalado Cuixart, que se enfrenta a 17 años de cárcel por rebelión en el juicio que celebra el Tribunal Supremo.

Ha manifestado que él, como su «compañero» Jordi Sànchez, expresidente de la ANC, entraron en prisión el 16 de octubre del 2017 «por el hecho de ser activistas sociales y no políticos». Por ello, ha justificado no saber «en profundidad de las leyes» y del ámbito parlamentario de Cataluña dado que nunca ha participado en la vida política.

Cuixart, el único acusado que no ha protestado ante el tribunal por no contar con traducción simultánea del catalán, ha comenzado su declaración explicando el origen y objetivos de la asociación que preside y que cuenta con un «99,9 % de socios independentistas».

«Yo mismo soy independentista, tengo un sentimiento republicano y estoy seguro de que aquí no se está juzgando mi sentimiento republicano», ha precisado el líder de Òmnium, que solo va a contestar a la Fiscalía y a las defensas, pero no a la Abogacía del Estado o Vox. 

«No lo dude, no se está juzgando eso», le ha respondido el fiscal Jaime MorenoPreguntado sobre si el 1-O fue ilegal, Cuixart ha explicado que ni él ni Ómnium han incumplido resoluciones del TC porque nunca han sido requeridos, pero que ante la disyuntiva de ejercer derechos fundamentales o aceptar la suspensión del tribunal de garantías no tiene duda.

«Ómnium siempre va a ejercer derechos fundamentales, de manera pacífica y festiva y asumimos el papel el 1-O como agente movilizador en defensa de los derechos fundamentales. Nunca vamos a renunciar a derechos fundamentales, como expresión y manifestación», ha señalado.

Cuixart ha mantenido también que la manifestación del 20 de septiembre del 2017 frente a la Consellería de Economía de la Generalitat fue espontánea, y ha añadido que «en ningún caso» el comportamiento fue violento.

«Mi prioridad ahora no es salir de prisión»

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, también afirmó que las declaraciones que prestó ante el juez instructor Pablo Llarena estaban condicionadas por su «voluntad de salir de prisión al precio que fuera», aunque su prioridad ya no es librarse de la cárcel sino solucionar el conflicto catalán.

Cuixart ha respondido así al fiscal Jaime Moreno cuando este se disponía a señalar una contradicción respecto a su declaración ante el juez instructor Pablo Llarena y las explicaciones que ha dado este martes ante el Tribunal Supremo, en relación a unos tuits de Òmnium que llamaban a movilizarse el 20S.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cuixart reniega de su declaración ante Llarena: «Quería salir de prisión, ahora busco resolver el conflicto»