«Casado debe saber que tiene mierda en la mochila», afirma El Bigotes en los juzgados

Señala a Esteban González Pons, «uno de esos gusanos que saben mantenerse en la manzana por los años de los años»

| EFE.Álvaro Pérez, en el 2018 en el Cogreso, en la comisión de investigación sobre la finaciación ilegal del PP
Álvaro Pérez, en el 2018 en el Cogreso, en la comisión de investigación sobre la finaciación ilegal del PP

redacción

El exresponsable de Orange Market Álvaro Pérez, El Bigotes, ha dicho que el presidente del PP, Pablo Casado, que dice que «es la regeneración», debería saber que aún «tiene mucha mierda en la mochila», y el eurodiputado popular Esteban González Pons es «uno de esos gusanos que saben mantenerse en la manzana por los años de los años».

Pérez, quien ha comparecido este lunes por videoconferencia desde prisión en la comisión de Les Corts Valencianes que investiga la contratación de la Generalitat con la trama investigada en la operación Taula, del caso Imelsa, ha reiterado que el expresident Francisco Camps fue quien le invitó a ir a Valencia a trabajar para el PP cuando era su «amiguito del alma».

Según ha dicho, el exconsejero González Pons «vive de maravilla todavía», aunque «miente como un bellaco», pues uno de los hombres que trabajan con Francisco Correa, José Luis Ulibarri, «era socio» del actual eurodiputado del PP en «algunas cuestiones», y ha indicado que éste «puede estar preocupado» por lo que sabe de él.

También se ha referido al exconsejero Juan Cotino, un «tipo» del que le «incomoda bastante» hablar, pero del que ha manifestado que «hacía lo que le daba la gana» y «quería ser dios» pero «no estaba a la altura». Ha añadido que por él «pasaba todo, absolutamente todo, lo confesable y lo inconfesable»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«Casado debe saber que tiene mierda en la mochila», afirma El Bigotes en los juzgados