Críticas por airear conversaciones con Felipe VI

La oposición carga contra Sánchez por su «instrumentalización» de la Corona. Susana Díaz guarda silencio


madrid / la voz

El simple anuncio de que Sánchez ultimaba la publicación de un libro autobiográfico en el que relataba su carrera política trajo consigo multitud de críticas. Por inoportuno, entre los que consideran que la Moncloa no puede ser empleada como trampolín para el autobombo, y por las dudas sobre su autoría, ya que no fueron pocos los que pusieron de relieve que las obligaciones que requiere la presidencia del Gobierno no dejan mucho tiempo para darse a la literatura.

Pero la oleada de críticas se intensificó cuando Manual de resistencia llegó a las librerías de todo el país, y mucho más allá de la anécdota de la primera decisión que tomó Sánchez al instalarse en el palacio presidencial: jubilar el colchón en el que había dormido Rajoy. Una de las más sonadas se centra en la decisión de airear conversaciones privadas que mantuvo con el rey, como cuando Felipe VI le avanzó que Pablo Iglesias le propondría formar Gobierno o cuando el monarca le trasladó su «preocupación» por el bloqueo para investir a un presidente. Sánchez presume de «haber conectado de forma muy especial» con el rey, que incluso le telefoneó para «darle ánimos» cuando le forzaron a dimitir como secretario general del PSOE.

Las referencias a la Zarzuela en el libro también salpican a la reina Letizia: «Ella estudió en el instituto Ramiro de Maeztu, como yo, y quería conocerme personalmente, un gesto que agradecí».

El jefe de la oposición, Pablo Casado, acusó a Sánchez de «instrumentalizar» la Corona, algo que calificó de inaudito y de «inadmisible». El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, lamentó el pasaje en el que habla de la reina: «Ningún caballero dice que la reina estaba interesada en conocerle a él».

Los críticos callan

Las críticas no solo llegaron desde la oposición. La diputada de Unidos Podemos Marta Sibina tildó a Sánchez de «cretino» y de «hipócrita» por presumir en su libro de haber salvado vidas con el Aquarius y a su vez bloquear otras embarcaciones de ayuda humanitaria.

De momento, críticos en su partido como Díaz o Lambán, sobre quienes sugiere un comportamiento desleal, guardan silencio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Críticas por airear conversaciones con Felipe VI