El Tribunal Supremo acelera el juicio, con más sesiones en marzo, ante el 28A

Las tres primeras semanas de marzo habrá sesión también los lunes, además de los martes, miércoles y jueves, programados inicialmente.


redacción

La sala del Tribunal Supremo que juzga a la cúpula del desafío secesionista ha acordado acelerar el juicio en las próximas semanas, añadiendo sesiones que no estaban previstas para el próximo mes de marzo, con las elecciones generales del 28 de abril próximo en perspectiva.

El presidente de la sala, Manuel Marchena, ha anunciado este miércoles a las partes algunos cambios en el calendario previsto para el juicio, con lo que las tres primeras semanas de marzo habrá sesión también los lunes, además de los martes, miércoles y jueves, programados inicialmente.

El tribunal ha decidido acelerar el desarrollo del juicio, una semana después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convocara elecciones generales para el próximo 28 de abril, a las que seguirán las municipales y autonómicas del 26 de mayo.

De hecho, la sala acordó este martes señalar para la semana próxima las declaraciones del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, el expresidente catalán Artur Mas y el presidente del Parlament, Roger Torrent, entre otros políticos citados como testigos, con la intención de alejarlos de la campaña electoral de las generales del 28A.

Marchena ha precisado este miércoles que el propósito de la sala es terminar esta semana las declaraciones de los acusados para iniciar la semana próxima las testificales, y ha advertido que si se alargan podrían aplazarse a otro día, aunque ha garantizado que el viernes próximo no habrá sesión. 

Rull cuestiona la legitimidad del Tribunal Constitucional y justifica la hoja de ruta del secesionismo hacia la independencia

la voz

El exconsejero de Presidencia de la Generalitat niega que hubiese gasto público en el 1-O, con las cuentas del Ejecutivo catalán «controladas» por el Gobierno central

El exconsejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, ha mantenido en la inicio de la quinta jornada del juicio sobre el desafío secesionista que el Gobierno catalán apostó por un «equilibrio» entre el imperio de la ley y el principio democrático, ante la «falta de legitimidad moral» de un Tribunal Constitucional que, en su opinión, de forma sistemática era «instrumentalizado» por el Gobierno.

En respuesta al interrogatorio de la fiscal Consuelo Madrigal, Rull, que afronta 16 años de prisión por un delito de rebelión agravado con malversación, ha justificado así que el Gobierno catalán desoyera las advertencias del Tribunal Constitucional que le impedían desarrollar su hoja de ruta hacia la independencia.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Tribunal Supremo acelera el juicio, con más sesiones en marzo, ante el 28A