Rull cuestiona la legitimidad del Tribunal Constitucional y justifica la hoja de ruta del secesionismo hacia la independencia

El exconsejero de Presidencia de la Generalitat niega que hubiese gasto público en el 1-O, con las cuentas del Ejecutivo catalán «controladas» por el Gobierno central


redacción

El exconsejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, ha mantenido en la inicio de la quinta jornada del juicio sobre el desafío secesionista que el Gobierno catalán apostó por un «equilibrio» entre el imperio de la ley y el principio democrático, ante la «falta de legitimidad moral» de un Tribunal Constitucional que, en su opinión, de forma sistemática era «instrumentalizado» por el Gobierno.

En respuesta al interrogatorio de la fiscal Consuelo Madrigal, Rull, que afronta 16 años de prisión por un delito de rebelión agravado con malversación, ha justificado así que el Gobierno catalán desoyera las advertencias del Tribunal Constitucional que le impedían desarrollar su hoja de ruta hacia la independencia.

Tras subrayar que el «contexto» es importante en este asunto, el exconsejero ha reivindicado la actuación de su Gobierno en una situación en que «el principio democrático era permanentemente ignorado por parte del Tribunal Constitucional», cuyas decisiones, ha advertido, suponían dejar la autonomía de Cataluña «totalmente minimizada».

También aseguró que ni el suyo ni ningún otro departamento del Gobierno catalán «gastó un euro público» en el referendo, tras recordar que las cuentas de la Generalitat estaban «totalmente controladas» por el Ejecutivo central, debido a las exigencias del déficit.

No había plan para la DUI

Josep Rull ha admitido que el Govern no disponía de ningún plan o estrategia para desarrollar la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) con la puesta en marcha de estructuras de Estado, porque la intención era evitar desplazarse a un terreno de juego que no fuera democrático.

Rull ha censurado los escraches a los fuerzas de seguridad del Estado realizados por simpatizantes independentistas porque es «inaceptable utilizar la fuerza y la presión» en esos términos, como también que los agentes salieran con sus porras. «Siempre que se produzca un escrache lo voy a denunciar, ya sean de aquellos que están en contra de la independencia o de aquellos que están a favor», ha señalado el exconseller en su interrogatorio ante la fiscal Consuelo Madrigal, pues «utilizar la fuerza y la presión en esos términos lo encuentro inaceptable».

Rull es el quinto de los acusados en prestar declaración, después de que, tras solventarse las cuestiones previas, el tribunal haya empleado dos días de sesiones en interrogar al exvicepresident de la Generalitat Oriol Junqueras y a los exconsejeros Joaquim Forn, Jordi Turull y Raül Romeva.

Bassa: «El referéndum nunca fue un acto concluyente para la independencia»

La exconsellera de Trabajo Dolors Bassa ha reconocido hoy que «el referéndum no fue nunca un acto concluyente para la independencia», sino que su finalidad era forzar una negociación con el Estado sustentado en el apoyo de la gente que fue a votar. Bassa, acusada de un delito de rebelión agravado por malversación por el que la Fiscalía pide 16 años de prisión y la Abogacía 11 años y medio de cárcel, se ha referido así en la quinta sesión del juicio del «procés» que se celebra en el Tribunal Supremo.

«Nunca la independencia se pretendió llevar después del referéndum, siempre se planteó como algo pactado» tras un proceso de acuerdo y negociación que, ha precisado, se llevaría a cabo «durante el tiempo que fuese necesario». «La prueba es que estamos aquí y no ha habido independencia», ha subrayado.

El Tribunal Supremo acelera el juicio, con más sesiones en marzo, ante el 28A

la voz

Las tres primeras semanas de marzo habrá sesión también los lunes, además de los martes, miércoles y jueves, programados inicialmente.

La sala del Tribunal Supremo que juzga a la cúpula del desafío secesionista ha acordado acelerar el juicio en las próximas semanas, añadiendo sesiones que no estaban previstas para el próximo mes de marzo, con las elecciones generales del 28 de abril próximo en perspectiva.

El presidente de la sala, Manuel Marchena, ha anunciado este miércoles a las partes algunos cambios en el calendario previsto para el juicio, con lo que las tres primeras semanas de marzo habrá sesión también los lunes, además de los martes, miércoles y jueves, programados inicialmente.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Rull cuestiona la legitimidad del Tribunal Constitucional y justifica la hoja de ruta del secesionismo hacia la independencia