Podemos afronta las elecciones en el peor momento de su historia

Tiene crisis abiertas en varias de sus federaciones y un enfrentamiento total en la Comunidad de Madrid entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón


Redacción /La Voz

Unidos Podemos llegará a las elecciones del 28 de abril en el peor momento de sus cinco años de historia. Tiene crisis abiertas en varias de sus federaciones y un enfrentamiento total en la Comunidad de Madrid entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, que amenaza con una escisión. Las encuestas además coinciden en vaticinar un severo retroceso respecto a las elecciones del 2016 que le hará perder su condición de tercera fuerza nacional.

A pesar de ese cúmulo de circunstancias adversas, su número dos, Irene Montero, aseguró este viernes que su partido está preparado para salir a ganar las elecciones generales del 28 de abril. La también portavoz en el Congreso defendió que su formación es la garantía más sólida para frenar «a los reaccionarios de la derecha» porque Pablo Iglesias es el único líder al que «no le tiemblan las piernas» ante «los poderosos». Algo, añadió, que no puede decir el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, que, a su entender, ha sucumbido a las presiones de PP y Ciudadanos para adelantar las elecciones.

Montero señaló que el líder de Podemos no va a renunciar a su baja por paternidad, que concluye a finales de marzo, a pesar del adelanto electoral. Iglesias, por tanto, podrá participar a tiempo completo en la campaña, en la que será el candidato de Unidos Podemos tras ganar las primarias del partido en noviembre.

Montero subrayó el dato de que su compañero no renuncia a su permiso por las circunstancias políticas. «Ya ha llegado la hora de que los hombres asuman la corresponsabilidad con sus compañeras en el cuidado de sus hijos», dijo.

Al margen de sus problemas internos, Podemos es el partido que mejor preparado llega a las elecciones del 28 de abril. Ya tiene elegidos a sus candidatos al Congreso y al Senado porque convocó en noviembre unas primarias para estar «preparados». Ahora tiene que cerrar la alianza con IU, Equo, y las confluencias en Cataluña y Galicia, que Podemos cuenta con reeditar. Caso diferente será el de Compromís, que ha mostrado su intención de acudir en solitario. En las primarias, las listas fueron copadas por candidatos afines a Iglesias, mientras que los errejonistas y los anticapitalistas ocuparán lugares marginales. Solo repiten 24 de los 46 diputados que tiene Podemos, y no todos tienen asegurada la reelección por el previsible retroceso en las urnas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Podemos afronta las elecciones en el peor momento de su historia