Pactómetro: Así deberán ser las votaciones para que Sánchez evite las elecciones

Los votos de PDeCAT y ERC decidirán si las cuentas se aprueban o no. Los independentistas se adhieren a PP y C's con sus enmiendas a la totalidad de los presupuestos


Pedro Sánchez confirmará en menos de 24 horas si su tiempo al frente de la actual legislatura está agotado. El miércoles está prevista la votación de las seis enmiendas de devolución presentadas por PP, Ciudadanos, ERC, PDeCAT, Coalición Canaria y Foro Asturias. Hasta seis partidos piden la devolución del presupuesto al Gobierno, pero solo los independentistas catalanes serán jueces del futuro de Pedro Sánchez en la Moncloa.

PDeCAT y ERC, con sus 17 diputados, decidirán mañana si aceptan o no las cuentas defendidas hoy por la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. El presidente del Ejecutivo fía su futuro a la decisión de los nacionalistas, que por ahora mantienen sus enmiendas a la totalidad, aunque podrían retirarlas hasta minutos previos a la votación. 

Para que las enmiendas a los Presupuestos sean aceptadas será precisa una mayoría simple. En ese caso, el proyecto de las cuentas para este año será rechazado y devuelto al Gobierno. El único precedente desde 1978 se dio con otro presidente socialista. En 1995, Felipe González perdió el respaldo de CiU, ahora PDeCAT, provocando un adelanto electoral que supuso la primera victoria del Partido Popular en unos comicios generales. Si las enmiendas son rechazadas, continuará su tramitación parlamentaria.

La propia Montero lamentó que el inicio del debate parlamentario sobre los presupuestos coincidiese con la primera jornada del juicio al procès. La ministra observa una «polarización» de los distintos posicionamientos que dificulta un debate «serio y reflexivo» sobre las nuevas cuentas públicas, recoge Europa Press, por lo que da por sentado que los partidos independentistas votarán en contra de los Presupuestos. La vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, reconoció que ERC y el PDeCAT «votarán mañana a favor de sus enmiendas» de devolución de los presupuestos, pero ha rechazado hacer «quinielas» sobre un posible adelanto electoral.

La tesis compartida públicamente por los miembros del Gobierno es que, si no salen adelante sus cuentas, la legislatura queda agotada. La cuenta atrás para el adelanto electoral ha comenzado, toda vez que el Ejecutivo asume la previsible derrota en la votación de mañana y luego de que la agencia EFE filtrase este lunes la fecha del 14 de abril como adelanto electoral. 

Para la convocatoria de abril, Sánchez deberá disolver las cortes y convocar elecciones el próximo martes, 19 de febrero, cumpliendo así los 54 días que establece la ley. Solo mes y medio después serán las municipales y europeas. Según recoge el diario El País, en el entorno de Pedro Sánchez gana fuerza la opción de un superdomingo electoral para coincidir con los comicios del 26 de mayo.

Sánchez justifica ya un previsible adelanto electoral

La Voz
Pedro Sanchez, a su llegada hoy al Congreso de los Diputados
Pedro Sanchez, a su llegada hoy al Congreso de los Diputados

Anuncia que la España moderada y progresista «dará un paso adelante» frente a la derecha y los independentistas, a los que acusa de querer lo mismo, «una España enfrentada a sí misma»

Pedro Sánchez prepara el terreno para convocar elecciones generales la próxima semana. El lunes lo filtró a la agencia Efe. Este martes, expuso públicamente los argumentos en Twitter. Y lo hizo solo unas horas antes del inicio del trascendental debate de las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos del Estado, del que depende el futuro inmediato de España.

Ante la previsible intransigencia de los independentistas de condicionar su apoyo a las cuentas a que el Gobierno acepte debatir el derecho de autodeterminación, y la ya sabida decisión del PP y de Ciudadanos de rechazar el proyecto presupuestario, Pedro Sánchez los junta en el mismo saco y escribe: «Tras 7 años de injusticia social, las derechas y el independentismo votarán en contra de unos PGE sociales. Ambos quieren lo mismo: una Cataluña enfrentada a sí misma y una España enfrentada a sí misma». En contraste, defiende la posición de los socialistas de favor de «una Cataluña en convivencia para una España unida».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Pactómetro: Así deberán ser las votaciones para que Sánchez evite las elecciones