Los secesionistas presionan al Gobierno con una enmienda para vetar los Presupuestos

Iceta propone negociar las cuentas catalanas si los independentistas dan su apoyo a las del Estado

Torra, presionado por los suyos. La ANC ha convocado concentraciones diarias ante el palacio de la Generalitat para exigir a Torra que haga efectiva la declaración de independencia.
Torra, presionado por los suyos. La ANC ha convocado concentraciones diarias ante el palacio de la Generalitat para exigir a Torra que haga efectiva la declaración de independencia.
P. de las Heras
Barcelona, madrid / Colpisa

El PSOE ha encajado este lunes con pesar la noticia de que Esquerra, y probablemente también el PDECat, presentará una enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado para el 2019, que deben superar su primer trámite parlamentario el próximo miércoles, 13 de febrero, pero no da nada por perdido. El portavoz del comité electoral del partido, Felipe Sicilia, reprochó a la formación de Oriol Junqueras que se ponga «al lado de la derecha» para tumbar unas cuentas que tildó de «sociales» y llamó a seguir dialogando.

También, se han producido los primeros movimientos políticos para buscar una negociación. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se ha abierto este martes a negociar los presupuestos de la Generalitat si el PDECat y ERC permiten con su apoyo la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. «Si hay más margen económico, y esto implica aprobar los PGE, estamos dispuestos a negociar los de aquí», ha recalcado en una entrevista a TV3 recogida por Europa Press. Por su parte, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, cree que ERC y PDECat no decidirán su voto «hasta el último minuto». 

El debate de las enmiendas a la totalidad no se producirá hasta el día 12, por lo que ERC da ocho días al Gobierno para que mueva ficha con algún gesto si quiere que los republicanos puedan permitir la tramitación de los Presupuestos. Sin embargo, la coincidencia de la fecha de la votación de las enmiendas a la totalidad con el inicio del juicio no juega a favor del Ejecutivo, ya que para que las formaciones independentistas den un balón de oxígeno a Pedro Sánchez justo el día en que arranca el juicio tiene que hacer movimientos de calado.

El portavoz de Esquerra en el Congreso, Joan Tardá, advirtió de que los gestos de Sánchez deben ir en la línea de poner fin a la «vía represiva» del Estado y también iniciar una negociación para celebrar un referendo de autodeterminación. Tardá fue incluso más allá y pidió a Sánchez que, aprovechando el inicio del juicio, inste a la Fiscalía a que haga movimientos en la causa y, además, acepte la creación de una mesa de diálogo bilateral entre partidos secesionistas y formaciones españolas (PSOE y Podemos) y con la presencia de una figura mediadora. 

«La Justicia es independiente»

Los socialistas aseguran que la decisión de ERC no les ha cogido por sorpresa y no descartan que finalmente la formación independentista opte por retirar la enmienda en el propio debate de totalidad. Creen que, en buena medida, obedece a la necesidad de marcar perfil en la pugna por la hegemonía abierta en el ámbito independentista.

El Ejecutivo siempre ha trabajado con la idea de que, por su vertiente progresista, Esquerra facilitaría la tramitación de unas cuentas públicas que contemplan una subida del 22 % del SMI, la recuperación del subsidio para parados mayores de 52 años y el aumento en partidas clave como dependencia o becas. En quien veía algún problema añadido era en el PDECat, pero también aspiraba a que al menos se abstuviera en la primera votación y se abriera a la negociación parlamentaria en comisión.

Felipe Sicilia argumentó que Esquerra tendrá que «explicar» ahora por qué se suma al PP y Ciudadanos para impedir que mejore la vida de los ciudadanos de Cataluña con unos Presupuestos que tratan de revertir los recortes del PP y reprochó que anteponga el debate identitario al del bienestar social. El dirigente socialista se refirió así a las exigencias de los independentistas, que condicionan su posición a que se cambie la situación de los líderes del desafío secesionista en prisión preventiva y a la negociación de un referendo de autodeterminación. «En un Estado de derecho la Justicia es independiente -remarcó- y no se puede condicionar un proceso judicial». Además, fuentes socialistas repiten una y otra vez que el Gobierno no negociará con ERC y el PDECat nada ajeno a las propias cuentas. «Lo que podemos ofrecer es público», reiteran.

Si finalmente ni ERC ni el PDECat ceden, a Pedro Sánchez no le quedará más remedio que convocar elecciones. Lo dijo la semana pasada María Jesús Montero y lo dio a entender también este lunes el portavoz del PSOE. «Los Presupuestos son una herramienta fundamental para cualquier Gobierno», dijo. Lo que está por ver es la fecha de esa convocatoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los secesionistas presionan al Gobierno con una enmienda para vetar los Presupuestos