Ramón Espinar dimite de todos sus cargos y ahonda en la crisis de Podemos

La decisión se produce tras el anuncio de Errejón de presentarse a las elecciones con la plataforma Más Madrid. Diez secretarios de Podemos reclaman acabar con «fuego cruzado»


REDACCIÓN

Ramón Espinar anuncia que dimite de todos sus cargos en la dirección de Podemos. La salida de Espinar se produce en plena crisis en la formación liderada por Pablo Iglesias tras el anuncio de Errejón de presentarse a las elecciones con la plataforma Más Madrid de Manuela Carmena. «En la situación actual no se dan las condiciones para llevar el proyecto de Podemos en Madrid hacia donde creo que debe dirigirse», ha señalado en una carta publicada en redes sociales.

Esta salida se produce una semana después de que Íñigo Errejón anunciara que se presentaba a la Comunidad de Madrid por la Plataforma Más Madrid, abriendo una crisis en Podemos que se profundiza todavía más con el adiós de Espinar. El hombre fuerte de Iglesias en Madrid deja sus cargos, pero no la política. «Estoy a disposición de todos los compañeros y compañeras» que le han «enseñado en estos años tantas cosas». «Existimos porque España necesita un proyecto de futuro para todos y eso no termina con uno u otro dirigente al frente», reflexiona en el texto donde anuncia su dimisión.

En su opinión, la responsabilidad de «reconstruir una alternativa que responda a ese reto sigue siendo de todos y todas». «Ojalá quienes siguen en tareas de dirección sean capaces», añade Espinar, quien se marcha «agradecido al trabajo de quienes han compartido» con él tareas tanto en el Parlamento madrileño como en el Senado.

El exdirigente de Podemos y uno de los fundadores del partido morado Juan Carlos Monedero también se ha pronunciado sobre la salida de Espinar. «Alguno tendrá que dar cuenta del roto que ha hecho», ha avisado, en referencia a Errejón.

Podemos ha convocado para el próximo sábado una reunión del Consejo Ciudadano Estatal para analizar la situación del partido tras la renuncia de Ramón Espinar y la crisis abierta por la decisión de Íñigo Errejón de concurrir a las elecciones en Madrid con la marca de Manuela Carmena.

Un partido hundido en la lucha de egos

Gonzalo Bareño

El hiperliderazgo de Iglesias y la ambición personal de Errejón, que tampoco es un moderado, han lastrado a Podemos

La decisión de Íñigo Errejón de renunciar el escaño culmina una lucha de egos en el partido que viene de muy lejos y que pone de manifiesto hasta qué punto el proyecto creado hace cinco años por Pablo Iglesias y el propio Errejón empieza a tocar fondo tras agotar el crédito que le llevó, a lomos del desencanto provocado por la crisis, a convertirse en la tercera fuerza política del país y a acariciar incluso el sorpasso al PSOE como fuerza hegemónica de la izquierda.

 ¿Fue un error forzar unas nuevas elecciones?

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ramón Espinar dimite de todos sus cargos y ahonda en la crisis de Podemos