A punto para llegar al lugar del pozo donde está Julen

El equipo minero llegado desde Asturias comenzará en breve a excavar el túnel horizontal

| EFE.Trescientas personas trabajan día y noche en la zona donde cayó al pozo el pequeño Julen
Trescientas personas trabajan día y noche en la zona donde cayó al pozo el pequeño Julen
J. Cano
málaga / colpisa

Las obras de los equipos de rescate en Totalán siguen avanzando para llegar hasta el pequeño Julen, aunque a veces lo hagan con dificultades. De hecho, la presencia de roca dura volvió a ralentizar ayer el proceso de excavación. Sin embargo, logró completarse a primera hora de la noche. Ayer la mañana tan solo se había podido avanzar un metro y la perforadora requirió parar un tiempo para labores de mantenimiento. Por la tarde el túnel paralelo tenía ya 55 metros de profundidad, y los cinco restantes se lograron perforar a primeras horas de la noche. Ahora queda el proceso de encamisado (o cubrimiento de las paredes del túnel) por el que bajarán los mineros para abrir de forma manual el conducto horizontal para llegar al niño. La previsión es que hacia el mediodía la Brigada de Salvamento Minero empiece la tarea de perforación y previsiblemente solo bajarán dos mineros porque no cabrán más personas en el túnel inclinado. La dureza del terreno determinará la duración de los trabajos.

En la sierra de Totalán, los casi 300 integrantes del operativo de rescate libran una lucha titánica contra la montaña. El sábado, horas antes de que la perforadora iniciara los trabajos, los geólogos hicieron una nueva medición y comprobaron que, a cuatro metros de profundidad, el terreno se endurecía hasta 200 veces más que en la superficie, y se cambió la ubicación al lado opuesto, dentro del cráter excavado de 23 metros.

La perforación comenzó a las 13.45 horas y al principio fue mejor de lo previsto. En apenas siete horas, la máquina llegó a una cota de 22 metros bajo la superficie, alcanzando, en algunos tramos, un ritmo de 4 metros por hora. Sin embargo, a partir de esa profundidad, comenzaron los problemas.

El encamisado del pozo se estima que se prolongará entre 5 y 6 horas; después, un relleno de seguridad, que tardará un par de horas más. Y por último bajarán en la cápsula fabricada por dos herreros de Alhaurín el Grande los efectivos de la Brigada de Salvamento Minero de Asturias.

El ascensor de hierro en el que descenderán tiene una ventana de un metro, que cuenta con un margen de maniobra de «un metro hacia arriba y otro hacia abajo» (tres en total desde el punto de ataque). La idea es que excaven a mano entre tres y cuatro metros de longitud de una galería en túnel que conecte el pozo nuevo con el de Julen, a la altura del tapón donde se supone que está atrapado el pequeño. El ritmo estimado es de ocho horas por metro, con lo que tardarían 24 horas.

María Teresa Oanes:«É unha angustia incrible, pensei que quedaba parapléxica e aínda hoxe estou con morfina»

J. v. Lado
;
«É unha angustia incrible, pensei que quedaba paraplexica e aínda estou con morfina» María Teresa Oanes cayó a una mina en 2013 y pasó horas atrapada

Esta mujer, que vive en Vimianzo, cayó en una mina en el 2013 y pasó horas atrapada

El caso de Julen le ha hecho revivir a la vimiancesa María Teresa Oanes Miñones el que fue, de largo, el peor momento de su vida, aquella mañana del 13 de abril del 2013, cuando quedó atrapada en un pozo minero abandonado de los montes vecinales de Cures, en Cereixo (Vimianzo). «Claro que me acordei, como non me ía a acordar. Meu pobriño. Eu non entendo diso, non sei o que poden aguantar os corpos, pero non creo que estea vivo», explicaba ayer por la tarde la mujer, que todavía sufre las consecuencias de aquel accidente.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A punto para llegar al lugar del pozo donde está Julen