Los terroristas de Barcelona querían atentar con una excavadora, según la Guardia Civil

Los objetivos de la célula siguen siendo una incógnita y solo se sabe que improvisaron el atropello mortal


madrid / colpisa

Los objetivos de la célula de Ripoll siguen siendo una incógnita. Los investigadores, casi un año y medio después del atentado de las Ramblas y de la muerte de los terroristas en Cambrils, Subirats y Alcanar, solo tienen claro que los yihadistas improvisaron el atropello mortal en el centro de Barcelona el 17 de agosto del 2017 después de que horas antes estallara el explosivo que fabricaban en la casa de Tarragona, acabando con la vida de dos de los miembros de la célula.

Ahora, la Guardia Civil apunta sin ambages que «más que probablemente» la célula del 17A planeaba también un ataque con maquinaria pesada, probablemente con una excavadora. La conclusión llega del estudio del móvil de Driss Oukabir, actualmente en prisión. Oukabir fue el marroquí que alquiló la furgoneta que Youness Abouyaaqoub usó para el atentado de las Ramblas.

Según el informe de la Guardia Civil, la madrugada del 9 de agosto de 2017, solo ocho días antes del ataque, Driss Oukabir, que estaba en Tánger, se embarcó en una búsqueda frenética de maquinaria pesada con su móvil. «Se consultaron varios anuncios de alquiler y venta de distinta maquinaria de obra como toros mecánicos, excavadoras, grúas, plataformas elevadoras y demás maquinaria de obras». «Parece más que probable que este interés repentino por estas máquinas pudiese deberse a la búsqueda de instrumentos con los que cometer futuros atentados», zanja la Guardia Civil.

Grupos yihadistas han usado maquinaria pesada de manera profusa en los conflictos de Irak y Siria para cometer atentados con explosivos y, sobre todo, en Israel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los terroristas de Barcelona querían atentar con una excavadora, según la Guardia Civil