Uxía Barrientos: «Hemos estado a cuatro grados, sin luz, calefacción ni información»

Una coruñesa se encontraba entre los 163 pasajeros que se quedaron tirados durante horas en un tren en Cáceres


a coruña / la voz

El obsoleto estado de las conexiones ferroviarias en Extremadura provocó, el primer día del año, que 163 pasajeros del tren de media distancia que une Badajoz con Madrid quedasen tirados durante más de dos horas en medio de la nada, sin calefacción ni luz y sin poder acceder a los baños. La coruñesa Uxía Barrientos regresaba junto a su novio de pasar el Fin de Año con la familia en un pueblo cerca de Plasencia y, aunque en otras ocasiones ya había sufrido «las averías habituales», la situación esta vez superó todos los límites «por una gestión nefasta desde Madrid».

«Teníamos que habernos subido en el tren a las 20.15, pero ya vimos que venía con 55 minutos de retraso», relata. El convoy ya había sufrido una primera avería en Mérida y ocho paradas después, en Navalmoral de la Mata, volvió a detenerse. «Nos quedamos totalmente a oscuras, pero al principio no le dimos mucha importancia. Cuando vimos al maquinista y al interventor de aquí para allá y el tren que no se recuperaba, empezamos a ser conscientes de que la situación era grave», dice. Cuarenta minutos después, los vagones comenzaron a moverse para pararse de nuevo a tres kilómetros de la estación. «En el exterior había cuatro grados y no se veía nada. Estábamos sin luz, sin calefacción y sin información». Esto motivó que los ánimos se crispasen y que incluso algún pasajero se llegase a encarar con el maquinista. «Escuchábamos por los walkies que desde Madrid insistían en que continuaran. Pero si sabes que han tardado 40 minutos en arrancarlo, ¿por qué se da esa orden y no se ponen autobuses desde el primer momento?», recrimina Barrientos a los responsables de Renfe. De vuelta a Navalmoral, algunos pasajeros se repartieron en autobuses y otros continuaron el viaje en el tren que los remolcó. Llegaron a Madrid de madrugada, con más de cuatro horas de retraso, y «en Atocha ni siquiera había taxis, porque nadie había tenido la consideración de avisar».

Reacciones políticas

Las reacciones políticas a este nuevo capítulo de incidentes en las conexiones ferroviarias de Extremadura no se hicieron esperar. «Ante los acontecimientos de esta noche en los trenes extremeños exijo al Gobierno respuestas, explicaciones y acciones concretas», escribió en Twitter el presidente autonómico, Guillermo Fernández Vara. La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal, le pidió a Renfe que suspenda temporalmente el servicio si no puede garantizar la seguridad de los usuarios.

Más contundente fue el director general de Transportes de la Junta, José González. «Ese tren viejo no era lo más seguro que se podía tener, y al llegar a la estación de Navalmoral se paró. El problema es que alguien se empeñó en continuar con ese tren hacia Madrid. Por eso se quedó parado en medio del campo. Si Renfe no tiene facultades para realizar el transporte en la región, le pedimos que lo deje. No quisiera pasarme, pero son unos inútiles», afirmó en referencia a los gestores ferroviarios.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, reconoció que «existen averías inadmisibles», de las que tendrá que hablar en el Congreso, donde el PP espera que dé explicaciones. Los populares registraron ayer en la Cámara Baja tanto la solicitud de comparecencia del ministro como una batería de preguntas en la que piden que se aclaren las causas de este incidente. Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, César Zafra, pidió para ya en Extremadura «un tren digno».

Renfe anuncia, ante las críticas, que todos los trenes a Extremadura irán con un mecánico a bordo

La compañía ferroviaria ha abierto una investigación para conocer las causas concretas de la avería en Navalmoral y adoptar las medidas necesarias para que no vuelva a producirse una situación como la sufrida por los viajeros del media distancia Badajoz-Madrid. Renfe también anunció que todos los trenes entre Madrid y Extremadura, y no solo los más sensibles, contarán con acompañamiento de un mecánico. Además, a través de una nota de prensa, informó de que se revisarán los protocolos de actuación para minimizar el impacto de las incidencias en el confort de los viajeros. La empresa pidió disculpas a los usuarios afectados y a los extremeños en general, y destacó su voluntad de mejorar el servicio y las prestaciones para evitar que este tipo de incidencias vuelvan a ocurrir.

Extremadura no dispone de servicios de larga distancia, todavía tiene tramos con traviesas de madera y carriles del siglo XIX, y limitaciones de velocidad de 50 e incluso 30 km/h. El viaje Badajoz-Madrid se sitúa entre las cinco horas del Talgo -que volvió a operar en marzo del 2018- y las ocho con transbordo.

La Junta de Extremadura tilda de «inútiles» a los responsables de Renfe por el caos ferroviario vivido este Año Nuevo

La Voz
;
150 pasajeros del tren Badajoz-Madrid se quedan tirados en medio del campo en plena madrugada El convoy se quedó parado, sin luces ni calefacción durante más de dos horas

Más de 150 personas pasaron la madrugada parados y sin luz en una zona de campo. Renfe pide disculpas y anuncia que dotará a los trenes de mecánicos

El director general de Transportes de Extremadura ha lanzado duras críticas contra Renfe asegurando que «si no son capaces, si son unos ineptos y no pueden hacer un transporte ferroviario seguro para los ciudadanos que lo dejen».

Las declaraciones de José González llegan después de que cuatro averías en menos de 48 horas hayan afectado a 290 pasajeros de trenes salidos de Cáceres y Badajoz. a situación más complicada la vivieron los pasajeros del tren que partió de Badajoz a las cinco de la tarde del lunes rumbo a Madrid. En Mérida sufrió una primera avería y los viajeros pasaron a otro convoy. Pero el nuevo tren también se averió. Esta vez cerca de Navalmoral de la Mata. Era de madrugada y los vagones se quedaron parados y sin luces en una zona de campo. Sus casi 150 ocupantes pasaron más de horas tirados, a oscuras, sin calefacción y pasando mucho frío, según relataron en las redes sociales. Finalmente el tren fue remolcado hasta la estación. Parte de los pasajeros fueron recolocados en otro tren y el resto siguió viaje hacia Madrid en autobuses. Varios de los afectados ya se plantean interponer una demanda colectiva por lo vivido.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Uxía Barrientos: «Hemos estado a cuatro grados, sin luz, calefacción ni información»