Vox enfría el acuerdo entre PP y C's en Andalucía y pide «hablar» antes de apoyar una investidura

Francisco Serrano ha asegurado que antes de apoyar a Juanma Moreno como presidente de la Junta, el PP tendrá que hablar con ellos sin «líneas rojas»


Vox ha puesto el freno al cambio de rumbo que estos días se vive en Andalucía. Mientras el pacto entre Ciudadanos y PP parece ya más que efectivo y las primeras reformas ya se empiezan a producir, los de Abascal han pedido prudencia. Lo hacen unas horas después de que la diputada almeriense de Ciudadanos Marta Bosquet fuera elegida presidenta del Parlamento andaluz con los votos de su grupo, de los populares y de los de extrema derecha. Pero estos últimos han querido dejar clara una cosa. Antes de apoyar una hipotética investidura del líder del PP-A, Juanma Moreno, como presidente de la Junta de Andalucía habrá que «hablar» con la mesa de negociación del partido. Piden, básicamente, la misma consideración que los populares mostraron con los naranjas. Mantener unos contactos como los que han desarrollado ya los populares con Ciudadanos y sin marcar previamente unas «líneas rojas».

Ciudadanos consigue la Presidencia de la mesa del Parlamento andaluz Gracias al apoyo de VOX y a su acuerdo con el PP, que permitirá al popular Juanma Moreno presidir la Junta

Francisco Serrano, candidato de Vox a la Presidencia de la Junta, aseguraba a los periodistas en los patios del Parlamento andaluz tras la sesión constitutiva de la XI Legislatura, que los miembros de su partido se sentían «muy satisfechos». Valora muy positivamente que los suyos han «conseguido el objetivo», que Vox esté representado en la Mesa del Parlamento con una Secretaría. Serrano considera que en la constitución del órgano de gobierno de la Cámara se ha conseguido «el cambio por Andalucía que habían votado todos los andaluces». 

Pero Serrano ha enfriado un poco los ánimo. El líder de Vox en Andalucía ha querido dejar claro que los suyos no van a «entrar en pactos de gobierno», y se van a centrar en «hablar de cuestiones programáticas y que afectarían a la investidura», de forma que lo que se hizo este miércoles fue únicamente sentarse «para pactar la constitución de la Mesa» del Parlamento. «Sobre otras cuestiones nos tendremos que sentar a hablar», ha agregado, y ha apuntado que «tenemos dos meses para que se haga la investidura de la forma más correcta», sabiendo que «habrá cosas en las que coincidamos» y otras «en las que hagamos una leal y legítima oposición al Gobierno que se constituya», según ha comentado el representante de Vox.

Susana Díaz niega el saludo a Marín La presidenta en funciones eludió saludar a Juan Marín, su socio de gobierno en la anterior legislatura, durante la constitución del Parlamento andaluz

Tal y como recoge Europa Press, Serrano ha dejado claro que «ahora mismo» no pueden hablar de «líneas rojas», y las cuestiones a hablar se tendrán que tratar «en la mesa de negociación», y «están recogidas en los 100 puntos hechos públicos por Vox de lo que tiene que ser nuestro programa de gobierno en España y Andalucía». 

El representante de Vox también ha indicado que lo que tiene entendido es que primero se va a presentar para la investidura la actual presidenta socialista en funciones, Susana Díaz, que «sería legítimo que lo hiciera», aunque sabiendo «que tendrá la oposición de otra mayoría del Parlamento», según ha apuntado. «Cuando se presente Juanma Moreno, tendremos ya que haber hablado primero con esa mesa de negociación» para la que Vox ya ha designado nombres y «en la que también está en contacto con la mesa de negociación del PP», ha apostillado Serrano. Ha apuntado además que en su partido son «coherentes y racionales a la hora de pedir planteamientos que pueden ser a más largo plazo», y en ese sentido ha comentado que no están «de acuerdo con el Estado de las autonomías, pero sabemos que lo primero que hay que pedir es la reforma» de la Constitución, que en Vox creen que «puede mejorarse»..

«Las cosas no se conquistan al asalto, sino desde dentro»

En esa línea, ha comentado que «las cosas no se conquistan al asalto, sino desde dentro» y conforme a «lo que permiten la ley y el Estado de derecho», y ha reiterado que desde Vox no van a suponer «ningún obstáculo a la salida del PSOE» del Gobierno, y «apoyaremos a quien tengamos que apoyar, pero después de sentarnos a hablar como ha hecho el PP con Ciudadanos». «Nos tendremos que sentar y apoyaremos el cambio de gobierno en esa investidura, pero primero planteando que haremos oposición en lo que no estemos de acuerdo y apoyaremos aquellas políticas conforme a nuestro programa y al compromiso que tenemos con 400.000 andaluces» que «ya se saben y conocen», ha añadido.

Por lo demás, Serrano ha manifestado que los diputados de Vox tienen ante sí «una grandísima responsabilidad», así como «un reto muy importante y mucho trabajo en esta legislatura para que se produzca ese cambio que es el que votaron los andaluces el 2 de diciembre».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Vox enfría el acuerdo entre PP y C's en Andalucía y pide «hablar» antes de apoyar una investidura