Bernardo Montoya, el asesino confeso de Laura Luelmo: «Pido disculpas a la familia; lo siento»

Confesión ante las cámaras de Bernardo Montoya antes de ingresar en la prisión provincial de Huelva por el asesinato de la profesora zamoraba Laura Luelmo

;
Bernardo Montoya confiesa ante las cámaras y pide perdón a la familia de Laura Luelmo «Pido disculpas a la familia. Lo siento», dijo antes de ser trasladado a prisión

Redacción / Agencias

Bernardo Montoya, el asesino confeso de la joven profesora zamorana Laura Luelmo, ha ingresado pasadas las cuatro de la madrugada en la prisión provincial de Huelva tras decretar la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino prisión provisional, comunicada y sin fianza para él. El acusado permanece en una zona de aislamiento, sin contacto con otros presos por su propia seguridad, informan a Efe fuentes penitenciarias. Bernardo Montoya solo tiene la compañía de un recluso de los considerados de confianza. Por el momento se desconoce cuándo pasará a otro módulo en la cárcel onubense.

La decisión de la jueza de enviarlo a la prisión de Huelva -valoró también enviarlo a la cárcel de Sevilla o a la del Puerto de Santa María (Cádiz)- fue adoptada después de tomarle declaración, en una comparecencia que comenzaba poco antes de las ocho de la tarde de ayer y que se prolongó hasta pasada la una de la madrugada, según informa Efe.

Fue al abandonar los juzgados para su traslado al penal cuando Bernardo Montoya ha realizado una confesión ante las cámaras (tal y como se aprecia en el vídeo que acompaña a la información) y ha pedido perdón a la familia. «Pido disculpas a la familia. Lo siento», dijo antes de entrar en el vehículo policial.

La jueza lo investiga, según ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), por los delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual. En la comparecencia de medidas cautelares, el ministerio fiscal y la acusación particular solicitaron la prisión para el detenido, mientras que la defensa se opuso a esta medida.

La jueza considera necesaria la medida de prisión por la gravedad del delito, la posibilidad de eliminación de pruebas y el riesgo de fuga y a fin de evitar el riesgo de que cometa otros hechos delictivos de la misma gravedad que los ahora causados, informa Europa Press.

;
Así era Laura Luelmo, la profesora de Zamora asesinada en Huelva Era una mujer valiente y decidida.

La titular del juzgado levantó anoche el secreto de sumario que había decretado el pasado día 17 de diciembre sobre el asesinato de Laura Luelmo. En el auto que ha emitido, según informa Efe, la jueza señala que adopta la decisión tras la práctica de todas aquellas diligencias «que se han ido suscitando tras el hallazgo del cuerpo sin vida de la desaparecida, habiendo sido además detenida la persona sobre la que existen contundentes indicios de criminalidad en relación a la perpetración de los hechos», ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en un comunicado.

Además, precisa que «la declaración judicial del detenido por los hechos, junto al hecho de que se han practicado aquellas diligencias cuya práctica se quería preservar a fin de no perjudicar la investigación, conducen a acodar el cese del secreto de las actuaciones al haber desaparecido el fin que lo motivó».

Para esta declaración judicial el detenido Bernardo Montoya ha contado, informa Efe,  con un nuevo abogado al renunciar a su defensa el de oficio que le fue asignado ee oficio en el momento tras su detención el pasado martes.

Los especialistas de Criminalística encontraron el miércoles restos de sangre en la casa del número 1 de la calle Córdoba de El Campillo que habitaba Bernardo Montoya desde que hace dos meses abandonara la cárcel de Huelva. Los restos fueron hallados con ayuda de perros especializados, a pesar de que la casa había sido limpiada a conciencia con lejía. El asesino también uso la lejía para lavar varias de sus prendas de vestir.

La familia de Laura Luelmo pedirá prisión permanente revisable para su asesino

cecilia cuerdo

La policía busca el móvil de la joven para determinar la ruta y los tiempos del crimen

Bernardo Montoya, asesino confeso de la joven Laura Luelmo, podría enfrentarse a una condena de prisión permanente revisable. Así lo pedirá la familia de la maestra zamorana fallecida la pasada semana en El Campillo (Huelva), que ejerce la asociación Clara Campoamor. El único detenido por este asesinato abandonó el viernes las dependencias de la Guardia Civil en la capital onubense para ser puesto a disposición de la juez de Valverde del Camino que instruye el caso.

La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil continúa la investigación tratando de confirmar con qué objeto fue golpeada la joven en la cabeza y cuándo fue conducida al paraje de Las Mimbreras donde fue hallado su cadáver el pasado lunes. De momento, las pesquisas han ido desmontando una a una las explicaciones dadas por Montoya sobre la agresión, y confirman no solo que hubo agresión sexual, sino que además se produjo en la casa del detenido, que trató de eliminar el rastro limpiando a fondo con lejía.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Tags
Comentarios

Bernardo Montoya, el asesino confeso de Laura Luelmo: «Pido disculpas a la familia; lo siento»