Trece inmigrantes muertos y once desaparecidos en una nueva tragedia en el Estrecho

Más 750 personas han perecido en una patera en lo que va de año

Los inmigrantes rescatados llevaban 48 horas en el mar, sin comida ni bebida
Los inmigrantes rescatados llevaban 48 horas en el mar, sin comida ni bebida

redacción / la voz

El Estrecho sigue convirtiéndose en una fosa de cadáveres sin nombre. Este jueves, en otra trágica jornada en este paso clave en la inmigración ilegal, perdieron la vida trece inmigrantes y otros once continúan desaparecidos, según los datos de Salvamento Marítimo. Se les buscaba desde hace dos días cuando se tuvo constancia de que habían partido de Marruecos y no habían llegado a tierra. Eran 55 personas que navegaban en una precaria embarcación, que fue avistada por el buque de investigación Hespérides en la madrugada del pasado jueves.

Once de los ocupantes de la patera habrían desaparecido durante la travesía y otros once habrían muerto sin caer al mar en este trayecto. Los cadáveres y los 33 supervivientes, 29 varones y cuatro mujeres, fueron desembarcados en Almería. Uno de los migrantes falleció cuando el barco que los rescató llegó a puerto. Los supervivientes atribuyeron la muerte de sus once compañeros de viaje a la ingesta de agua del mar, lo que contribuye a la deshidratación, y al frío que pasaron estos dos días en el mar.

Pero todavía faltaban otras cuatro pateras de las que se tenía constancia que estaban intentando alcanzar la costa andaluza. Horas más tarde, Salvamento Marítimo indicó que Marruecos rescató tres de las embarcaciones, buscadas en Alborán, mientras que el buque SAR Mastelero interceptó otra en la que navegaban 57 personas, entre ellas diez mujeres y tres niños. Con ellos viajaba el cadáver de otro migrante que había fallecido durante la travesía.

La cifra de muertos en el Estrecho no deja de aumentar. Tras la jornada de este jueves, el número de personas que han perdido la vida en el mar tratando de alcanzar las costas españolas se eleva a 750, un 70 % más que en todo el 2017. Este notable incremento se debe al desplazamiento hacia España de los flujos migratorios que antes de dirigían a Italia y Grecia, según varias oenegés.

Los datos del Ministerio del Interior señalan que en lo que va de año 55.621 personas han llegado al país de forma irregular utilizando una patera. Es más del doble que las cifras registradas el pasado año. Nueve de cada diez inmigrantes lo han hecho por mar en embarcaciones carentes de toda seguridad en la que pagan una media de 3.000 euros por pasaje, según datos policiales. La mayoría de las entradas por mar fueron a través de las costas peninsulares y Baleares, a las que han llegado 1.918 embarcaciones. Son 23.000 personas más que las cifras registradas en el 2017, según el censo de Interior.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trece inmigrantes muertos y once desaparecidos en una nueva tragedia en el Estrecho