Sánchez y Torra se verán este jueves en Barcelona, pero discrepan sobre el formato

Mientras que Moncloa considera que la cita de ministros y consejeros catalanes será simplemente una reunión paralela a la de sus dos presidentes, en la Generalitat elevan el rango de ambos encuentros y hablan de una «minicumbre» entre el Gobierno del Estado y el catalán

Sánchez en su intervención hoy en la sesión de control al Gobierno en el Senado
Sánchez en su intervención hoy en la sesión de control al Gobierno en el Senado

redacción / la voz

Pedro Sánchez y Quim Torra se verán este jueves en Barcelona, donde también se reunirán varios miembros de sus respectivos ejecutivos. Sin embargo, las dos administraciones discrepan sobre el formato del encuentro. Mientras que en Moncloa consideran que la cita de ministros y consejeros catalanes será simplemente una reunión paralela a la de sus dos presidentes, en la Generalitat hablan ya de una «minicumbre» entre el Gobierno central y el catalán tras una mera «salutación» de sus presidentes. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, confirmó este miércoles por la mañana que habrá entrevista, recalcó que Torra y Sánchez se verán a solas y rechazó que se pueda hablar de cumbre bilateral.

«No habrá una reunión de dos gobiernos»

«No habrá una reunión de dos gobiernos. Eso no procede porque nosotros somos el Gobierno de Cataluña también. Habrá una reunión de los presidentes y quizás tengamos alguna reunión como yo lo haría con el señor Aragonès (el vicepresidente de la Generalitat) y algún miembro más, pero no se trata de una reunión bilateral de gobiernos», subrayó Calvo. Avanzó también que «seguramente» estaría presente por parte del Gobierno la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet. Fuentes de la Generalitat aseguraron, sin embargo, que el formato que dan por «acordado» con el Gobierno es una «minicumbre» de los dos presidentes y tres miembros de cada gabinete. Por la parte catalana, todo apunta que serían, además de Pere Aragonès, la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, y la titular de Justicia, Ester Capella.

Calvo recalcó la normalidad que debe tener una reunión entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat, y avanzó que en su conversación con Aragonès podrían hablar de la importancia de aprobar los presupuestos generales del Estado para el 2019, cuentas que -dijo- «son muy buenas para el conjunto de España y para algunos problemas endémicos en Cataluña».

El PDECat apoyará la senda de déficit público del Gobierno

Precisamente este miércoles, fuentes del PDECat avanzaron a Efe que prevén votar este jueves a favor de la senda de déficit público que propone el Gobierno y que será debatida por segunda vez en el pleno del Congreso de los Diputados. La propuesta, que contempla un déficit del 1,8 % para el 2019, fue rechazada el pasado mes de julio, si bien esta vez podría salir adelante con el respaldo de PSOE, Podemos, ERC, PDECat, PNV y Compromis. No obstante, si se aprueba, el PP la rechazará el 27 de diciembre en el Senado, donde ostenta mayoría absoluta.

Sobre la «cumbre» de este jueves, las fuentes de la Generalitat aseguran que va a tener «contenido político». Ante el pleno del Parlament, Torra ha enumarado los asuntos que desearía tratar con Sánchez. Ha citado, en concreto, los «grandes consensos» de la sociedad catalana, que son, ha dicho, el rechazo a la monarquía, a la «represión» contra dirigentes independentistas y a un nuevo 155, la defensa del ejercicio del derecho a la autodeterminación a través de un referendo «acordado» y la escuela catalana.

El Gobierno abordará las reivindicaciones sociales de Cataluña

La ministra de Política Territorial, Meritxel Batet, aseguró que el Ejecutivo ha abordado con las entidades catalanas sus preocupaciones sociales, especialmente con las relacionadas con los desahucios y la pobreza energética. Respondía así en el Pleno del Congreso a una pregunta de Joan Mena, de Unidos Podemos, sobre si el Gobierno piensa abordar las reivindicaciones sociales en Cataluña con la Generalitat.

Batet ha dicho que el Ejecutivo las ha abordado «desde el primer día, respetando las competencias autonómicas y con lealtad», por lo que no ha dudado en reunirse con las entidades catalanas «sensibilizadas y preocupadas» por la vivienda. Se ha referido al desestimiento en dos leyes -desahucios y pobreza energética-, recurridas por el anterior Gobierno, y ha agregado que el actual «va a seguir trabajando para incrementar y fortalecer el Estado social».

Porque la situación en Cataluña ha protagonizado también parte de la sesión de control del pleno del Congreso, en la que el líder del PP, Pablo Casado, ha reprochado a Pedro Sánchez que haya «implorado» una reunión a Torra, quien, a su juicio, busca el «derramamiento de sangre» y una «guerra civil». En su respuesta, Sánchez ha apelado al diálogo dentro de la legalidad y la Constitución, y ha lamentado la «oposición autoritaria en el fondo y en la forma» que practica el PP y que cree que no busca solucionar los problemas, «sino enquistarlos».

También Calvo ha acusado en el pleno del Congreso al PP de haber sido una «fábrica de independentismo» cuando estuvo en el Gobierno los últimos seis años, un reproche lanzado después de que la portavoz del grupo popular, Dolors Montserrat, haya considerado que el Gobierno es «preso de los políticos presos». Por parte de Ciudadanos, su portavoz en la Cámara, Juan Carlos Girauta, ha tachado de «lamentable» que el Gobierno haya accedido a mantener «una minicumbre de dos estaditos» con el Govern catalán en Barcelona, lo que ha considerado otra «concesión» para que Sánchez siga en el poder.

Además de su reunión con Torra, Sánchez tiene también en su agenda en Barcelona asistir a la cena de la patronal Foment del Treball junto a las ministras Nadia Calviño (Economía Y Empresa) y Magdalena Valerio (Trabajo, Migraciones y Seguridad Social).  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Sánchez y Torra se verán este jueves en Barcelona, pero discrepan sobre el formato