La oposición aprieta a Sánchez con el 155, que C's lleva otra vez al Congreso

Carmen Calvo acusa a Albert Rivera de buscar rédito en la confrontación territorial


Madrid / La Voz

En la trinchera, con balas silbando desde los dos lados del frente. Esta es la situación en la que se encuentra el Gobierno respecto al desafío secesionista. Por un lado es objeto de las constantes y cada vez más afiladas provocaciones que proceden tanto de la Generalitat como de la calle, a través de los CDR. Por el otro costado, la oposición carga cada vez con más vehemencia ante la «inacción» de Pedro Sánchez, al que le exigen que deje de templar gaitas con sus aliados parlamentarios y que active de inmediato el 155 de la Constitución que devuelva el orden a Cataluña, o que convoque elecciones generales a la mayor brevedad.

Con Sánchez de regreso de su último viaje internacional, ayer le volvió a tocar asomar la cabeza a la vicepresidenta, Carmen Calvo, que rechazó cualquier adelanto electoral. La senadora de Ciudadanos Lorena Roldán reclamó las urnas. Lo hizo apoyada en la hecatombe sufrida por el PSOE en Andalucía, unos resultados que interpretó como un castigo a la política de «cesiones» de Sánchez ante los independentistas, que han provocado que en Cataluña impere «la ley de la selva», y también en la promesa que realizó el presidente del Gobierno durante la moción de censura y al que acusó de haber «mentido» por haber faltado a su compromiso de convocar elecciones a corto plazo.

Además de recordar el discurso de Sánchez durante la moción, Lorena Roldán también hizo un repaso por varios de los «comportamientos poco éticos» que salpican al gabinete socialista, desde las dimisiones de dos de sus ministros hasta «el fraude» del jefe del Ejecutivo con su tesis doctoral, pintando la situación de España como un país «que se cae a pedazos» y en el que su presidente solo piensa en mantenerse en el poder a cualquier precio.

La vicepresidenta Carmen Calvo no dudó en pasar al ataque para armar su respuesta, y tras poner en duda «la altura» de la intervención de Roldán, acusó a la formación naranja de intentar sacar rédito del conflicto territorial. «¿Qué sería de Ciudadanos sin utilizar un territorio contra el resto del país?», se cuestionó. La número dos del Ejecutivo trató de poner al partido de Albert Rivera en su sitio al recordarles que solo son la tercera fuerza más votada en Andalucía, la cuarta en representación en el Congreso y que haber sido los primeros en Cataluña «no ha servido de nada», les afeó.

La vicepresidenta del Gobierno también tuvo que enfrentarse a la presión del grupo parlamentario popular, que a través de Ignacio Cosidó instó al Ejecutivo a aplicar la Ley de Seguridad Nacional para tomar el control de los Mossos d’Esquadra.

Pedro Sánchez volverá a someterse a la presión de la oposición y del secesionismo durante la sesión de control de hoy en el Congreso, en el que unos le instan a convocar elecciones y otros le exigen que frene el avance de la ultraderecha. Y el futuro a corto plazo tampoco pinta muy placentero. La próxima semana, coincidiendo con el inicio del juicio sobre el desafío secesionista y la celebración de un previsiblemente muy caliente Consejo de Ministros en Barcelona, el Congreso votará una proposición no de ley registrada por C’s en la que se insta al Gobierno a realizar el requerimiento formal a Quim Torra, que supone el paso previo para una nueva aplicación del 155. El resultado no tiene carácter vinculante, ya que el uso de este precepto es competencia exclusiva del Ejecutivo, bajo autorización del Senado, pero la formación naranja busca volver a evidenciar que los socialistas están alineados con el separatismo. «No quieren aplicar la Constitución en Cataluña para que no se enfade no sé quién», dijo Rivera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La oposición aprieta a Sánchez con el 155, que C's lleva otra vez al Congreso