Torra da marcha atrás y descarta ahora una purga en los Mossos


barcelona / colpisa

Qim Torra dio ayer marcha atrás y descartó emprender una purga en la cúpula de los Mossos, un paso que hubiera abierto una crisis profunda en el cuerpo en un momento muy delicado. No solo por la huelga de funcionarios de la administración pública catalana del miércoles, sino por las movilizaciones que se preparan ante la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona el día 21 y la escalada de protestas a medida que se acerque el inicio del juicio del 1-O.

Torra y su consejero del Interior, Miquel Buch, analizaron el domingo la intervención policial del jueves en Tarrasa y Gerona contra los CDR, que se saldó con decenas de heridos, y decidieron no destituir a ninguno de los responsables policiales. Así se lo comunicó ayer Buch a la cúpula de su departamento. Mostró su confianza en la labor policial, insistió en la necesidad de alejar a los Mossos de la lucha partidista y política y, a pesar de que el viernes aseguró que las cargas contra los CDR no fueron propias de una policía democrática, asumió que las actuaciones fueron en general correctas. Torra rectifica también en su pulso con su consejero, después de que el viernes le diera un ultimátum para que antes de cuatro días hiciera rodar cabezas en la cúpula de los Mossos. Mientras, los sindicatos policiales no ocultan que están «dolidos» por que Torra y Buch les han puesto en el ojo del huracán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Torra da marcha atrás y descarta ahora una purga en los Mossos