El Gobierno quiere decidir el cobro de peaje para las autovías antes de junio del 2020

carlos punzón / J. C. VIGO / LA VOZ

ESPAÑA

ALBERTO LÓPEZ

Fomento no se decanta de momento por aplicar una tarifa por kilómetro o por instaurar la viñeta

14 nov 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Circular de manera gratuita por autovía va camino de tener los días contados. El Gobierno dio ayer otro paso en su apuesta por implantar el peaje en las carreteras de gran capacidad como método para recaudar fondos para el mantenimiento de la red viaria estatal. En solo cinco días el Ministerio de Fomento ha pasado de instar a abrir un debate sobre la conveniencia de extender los peajes de las autopistas a las autovías a indicar ayer que cuenta con decidir cómo se aplicará ese cobro antes del final de la presente legislatura, es decir, como muy tarde en junio del 2020.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, acotó así ayer el plazo de discusión y debate que llevará a cabo el Congreso en una subcomisión específica por la que pasarán representantes políticos, de la patronal de las concesionarias y constructoras, expertos y Administraciones autonómicas. El Ejecutivo trata de acelerar el acuerdo porque desde el 1 de diciembre hasta finales del 2019 tres autopistas de la misma generación de la AP-9 pasarán a ser gratuitas: la AP-1 Burgos-Armiñón, la AP-5 Sevilla-Cádiz y la AP-7 (entre Barcelona y Valencia), y se tendrá que hacer cargo de su mantenimiento el Ministerio de Fomento.

Saura prevé una discusión limitada porque da por hecho que ya hay un consenso político suficiente. Hay «una amplia mayoría» para sacar adelante el pago por uso, dijo, incluso pese a la «actual compleja composición de la Cámara». Al igual que el PSOE se muestra ahora a favor de implantar peajes en las autovías, el anterior titular de Fomento, Íñigo de la Serna, había avanzado su disposición a estudiar un canon por el uso de las autopistas en las que venciese su concesión.