Borrell advierte que denunciará a las embajadas catalanas si incumplen la ley

Ander Azpiroz MADRID / COLPISA

ESPAÑA

Borrel dijo que no puede recurrir a las embajadas mientras no cumplan la legalidad
Borrel dijo que no puede recurrir a las embajadas mientras no cumplan la legalidad Fernando Alvarado

El preceptivo informe previo de Exteriores ya se opuso a la creación de las seis nuevas delegaciones exteriores de la Generalitat

10 nov 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Josep Borrell vuelve a plantar cara al independentismo catalán en el ámbito internacional. El jefe de la diplomacia advirtió ayer a la Generalitat que su departamento vigilará de cerca la actividad de la red embajadas que Quim Torra pretende abrir en distintos países. Y, si cometen alguna ilegalidad, Exteriores acudirá a la Justicia para denunciarla, señaló Borrell. El ministro reconoció, eso sí, que su margen de maniobra para actuar contra las oficinas con las que el independentismo trata de internacionalizar su causa es el que marca la ley. «Solo podremos recurrir a los tribunales cuando las actuaciones que se desarrollen desde ahí sean contrarias a la ley», añadió.

Este jueves, Exteriores emitió un informe desfavorable a la apertura de seis de las nuevas embajadas de Torra. Se trata de las de Europa central (Viena), Países Bálticos (Tallin), Balcanes (Zagreb), Portugal (Lisboa), Países Nórdicos (Estocolmo) y Mediterráneo (Beirut). Según marca la Ley de Acción de Exterior, las comunidades autónomas tienen libertad para abrir oficinas en otros países, siempre y cuando informen de ello a Exteriores, que emitirá después un informe no vinculante al respecto. En este caso, el departamento que dirige Borrell «ha informado desfavorablemente sobre la apertura de estas delegaciones al estimar que su objetivo claro y manifiesto, declarado de modo reiterado por las principales autoridades del Gobierno de la Generalitat, consiste en utilizar estas delegaciones para apoyar fines manifiestamente contrarios a los principios y objetivos de la política exterior de España».

Fuentes diplomáticas resaltaron el valor de este informe, que aunque no impedirá la creación de las oficinas sí las rechaza por primera vez. El Gobierno del PP aprovechó la aplicación del artículo 155 de la Constitución para liquidar las oficinas en el exterior de la Generalitat. No obstante, una de las prioridades de Torra desde que asumió la presidencia de Cataluña ha sido reinstaurar la red que se tejió a lo largo de la pasada legislatura e, incluso, ampliarla en países que, como el Líbano, en principio pueden tener escaso peso diplomático.