La asesina del niño Gabriel usó a una tercera persona de coartada

Ana Julia Quezada confesó a los investigadores que la tarde del crimen fue a visitar a un amigo a su casa

Ana Julia Quezada, en una imagen de archivo
Ana Julia Quezada, en una imagen de archivo

Redacción

La facilidad de cambiar de coartada para despistar a los investigadores es una de las tácticas utilizadas por Ana Julia Quezada, autora confesa del asesinato del pequeño Gabriel, el pasado febrero en la localidad almeriense de Las Hortichuelas. Así se desprende de la última información que publica hoy Antena 3, según la cual, Quezada aseguró a los policías que la misma tarde de la desaparición del pequeño acudió a casa de un amigo suyo, llamado Juan Carlos. «Le pregunté si había visto a Gabriel y me dijo que no», detalló a los investigadores, cuando realmente esa misma tarde asesinó al hijo pequeño de su pareja.

Por otra parte, la Asociación Clara Campoamor anunció ayer que no va a recurrir el auto de la Audiencia Provincial de Almería que revoca su personación como acusación popular en la causa por el asesinato en Níjar (Almería) del niño Gabriel, de la que se retira «con la sensación de haber cumplido su función», informa Efe.

La delegada de esta asociación en Andalucía, Patricia Catalina, dijo que su intención fue siempre la de «velar por los intereses del niño y de su tremenda muerte». Ha señalado que, aunque consideran que el auto de la Audiencia almeriense que revoca su personación «no es ajustado a derecho», no lo van a recurrir, ya que «hemos logrado que se hayan calificado los hechos como un delito de asesinato como tipo agravado» y que la Fiscalía solicite la prisión permanente revisable para la autora confesa del crimen, Ana Julia Quezada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La asesina del niño Gabriel usó a una tercera persona de coartada