El Gobierno niega que haga guiños al independentismo

Para rechazar que haya cambiado de opinión, dice que cuando Sánchez sí veía rebelión aún no era presidente


mADRID / COLPISA

El Gobierno se afanó en negar que la decisión de la Abogacía del Estado de acusar únicamente de sedición y malversación a los encausados sea un gesto hacia el independentismo de cara a la negociación de los Presupuestos. En una rueda de prensa conjunta tras la reunión del Consejo de Ministros, tanto la vicepresidenta, Carmen Calvo, como la ministra de Justicia, Dolores Delgado, alegaron que el escrito presentado por los servicios jurídicos del Estado ante el Tribunal Supremo está sustentado en criterios «técnicos» y que no implican rectificación o suavización alguna.

Calvo argumentó que en ningún caso se podría hablar de cambio de criterio, porque la Abogacía nunca había acusado de nada. En agosto, no obstante, sí mostró su conformidad con el auto de conclusión del sumario del juez instructor «e interesó apertura de juicio oral por la presunta comisión de delitos de rebelión de los artículos 472 y concordantes del Código Penal, delitos de desobediencia del artículo 410 y delitos de malversación de caudales públicos». Aquel escrito estaba firmado por la abogada del Estado Lucía Pedreño. El actual lleva la firma de la directora del departamento, Consuelo Castro, y no del responsable penal, que es el representante en la causa. La ministra de Justicia negó que ese hecho se deba a discrepancias o imposiciones y aseguró que está relacionado con lo «extremadamente relevante» de la causa.

Calvo llegó a sostener que tampoco ha habido un cambio de posición del propio jefe del Ejecutivo, porque este nunca dijo que Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y el resto de los consejeros imputados hubieran incurrido en un delito de rebelión, pese a que en una entrevista en Antena 3, el pasado mayo, Sánchez aseguraba que «clarísimamente» sí había habido rebelión. La vicepresidenta reescribió todo lo anterior. «El presidente del Gobierno nunca ha dicho que ha visto un delito de rebelión en Cataluña porque no compete al Gobierno pronunciarse sobre, nada más y nada menos, que la calificación de delitos en un proceso que ya está en marcha», dijo primero. Después, cuando se le recordaron las palabras de Sánchez, adujo que en mayo el líder socialista no era aún presidente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno niega que haga guiños al independentismo