Sánchez asegura que no hablará más con Casado si no retira la acusación de golpista

El presidente del Gobierno acusa a los líderes de PP y Ciudadanos de «no tener vergüenza» y carecer de «escrúpulos»


Cruce de acusaciones en el Congreso entre el presidente del Gobierno y los líderes de la oposición. Pedro Sánchez ha pedido este miércoles al líder del PP, Pablo Casado, que retire, para que no conste en el Diario de Sesiones del Congreso, la acusación de ser un «supuesto golpista» que le ha lanzado durante el Pleno del Congreso porque es «inaceptable» y con ella ha «llenado de ignominia» al Grupo Popular, en una intervención recogida por la agencia Europa Press.

«¿No se da cuenta de que es partícipe y responsable del golpe de Estado que se perpetra en España?», es la frase textual que Casado ha dedicado a Sánchez en su primera intervención en la sesión plenaria de este miércoles. El presidente del Gobierno asegura que no hablará más con Casado si no retira acusación de golpista.

Sánchez acusó después a a Pablo Casado y Albert Rivera de «no tener vergüenza» y carecer de «escrúpulos» por utilizar el sufrimiento del pueblo venezolano con el objetivo de criticar el apoyo de Podemos al Ejecutivo, en una intervención recogida por la agencia Efe.

En su turno de réplica durante la comparecencia para informar de la última cumbre europea, Sánchez se ha referido a las críticas lanzadas por Casado y Rivera contra la actitud del Gobierno con Venezuela. A ambos líderes les ha espetado que «son políticos sin escrúpulos» porque considera que «usan para consumo doméstico el dolor y el sufrimiento del pueblo venezolano».

Sánchez ha insistido en esa línea, en que tanto a Casado como a Rivera les da igual que el Gobierno, en su primera reunión del Consejo de Ministros de Exteriores de la UE, apoyara todas las medidas de endurecimiento de las sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro. También se ha mostrado convencido de que no les importa que junto a las sanciones se intente mantener abierto el diálogo para facilitar una solución.

A su juicio, lo único que hacen los líderes del PP y de Ciudadanos es «intentar capitalizar la crisis, el dolor y el sufrimiento de Venezuela para intentar reprochar a este Gobierno el apoyo de Unidos Podemos». Y en esa línea ha insistido: «No les importa Venezuela, sino el apoyo de Unidos Podemos al Gobierno, y eso es no tener vergüenza».

Después, en su segundo turno de intervención, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha contraatacado a Sánchez al afirmar que cuando este acabe su mandato «saldrá su cara» cuando haya que definir el término «sin escrúpulos».

Del mismo modo, ha asegurado que «no tener escrúpulos es ignorar el dolor de millones de venezolanos que sufren una tiranía», insistiendo en pedirle que aclare si en su viaje a Cuba piensa denunciar la violación de los derechos humanos y si va a reunirse con la disidencia, como hizo -ha recordado- el expresidente de EEUU Barak Obama.

Otra de las críticas que Rivera ha hecho al presidente, ahora con ironía, es que Sánchez hoy haya descubierto algo que nadie sabía: que tanto Bildu como Quim Torra o ERC son constitucionalistas. «Me consta que aun quedan constitucionalistas en el PSOE, pero también me consta que usted no es uno de ellos», ha concluido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Sánchez asegura que no hablará más con Casado si no retira la acusación de golpista