Otegi pide a los soberanistas gallegos y catalanes ir juntos a las elecciones

El coordinador general de EH Bildu propone «fortalecer y ampliar las alianzas» de cara a los comicios


El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha planteado hoy que los soberanistas vascos, catalanes y gallegos «aúnen sus fuerzas» en las elecciones europeas y en unos «previsibles» comicios al Congreso de los Diputados «alrededor de programa de mínimos» que contenga el «derecho a decidir».

Otegi ha hecho esta invitación en una entrada en su blog titulada Reflexiones, retos e iniciativas para el nuevo curso político, recogida por la agencia EFE, y en la que avanza que la mesa política de EH Bildu adoptará mañana, en su habitual reunión de los lunes, «cómo afronta el debate presupuestario» en el Parlamento Vasco y asegura que mañana mismo hará público su posicionamiento.

«No será una oferta de pacto presupuestario» sino una propuesta para que los presupuestos atiendan, «siquiera parcialmente, las necesidades de los sectores más desfavorecidos» y cuyo destinatario sea la «mayoría social que viene ocupando las calles en los últimos meses», explica.

Otegi dibuja un escenario «estatal, europeo y mundial preocupante» en el que destaca la «más que probable nueva crisis financiera y económica», el «crecimiento alarmante de la extrema derecha» y la «deriva hacia el autoritarismo».

Según su análisis, el «régimen del 78 en España» atraviesa «una crisis» cuyo origen reside en la crisis económica, el «procés catalán que ha hecho saltar las costuras del ordenamiento territorial» y la desaparición de ETA, que a su juicio «ha dejado al Estado sin el enemigo interno que le permitía mantener una sociedad cohesionada en torno a un enemigo común».

El coordinador general de EH Bildu señala que la «agenda involutiva en España ya está en marcha» y considera que el líder del PP, Pablo Casado, y Ciudadanos «representan los contenidos y el espíritu de esa involución».

En este sentido afirma que «existe la posibilidad de que el PSOE repita en el Gobierno» la siguiente legislatura, pero afirma que un Ejecutivo socialista «tampoco abordará una auténtica reforma» que «acepte la plurinacionalidad del Estado y el derecho a la autodeterminación».

Ante esta situación, Otegi propone «fortalecer y ampliar las alianzas» de cara a las elecciones que «son un espacio para la suma del conjunto de las organizaciones soberanistas» y subraya que es necesaria una «reflexión de carácter estratégico» que permita hacerle frente «con mayor garantía de éxito y una mayor dosis de eficacia».

Asegura que EH Bildu está «compartiendo con todos los soberanistas de Euskal Herria, Cataluña y Galicia» esta reflexión ya que las elecciones europeas y unos «previsibles» comicios en España «deberían tener como objetivo aunar fuerzas, sumar voluntades para coordinar los relojes políticos» alrededor de un «programa de mínimos que debería llevar en su frontispicio la defensa del derecho de autodeterminación de las respectivas naciones».

Otegi afirma asimismo que EH Bildu será «inflexible» en la denuncia de la corrupción en Euskadi de la que «solo se ve, de momento, la punta del iceberg», concluye.

El colapso soberanista lapida la legislatura

Cristian Reino
Los cerca de 5.000 «mossos» que se manifestaron por el centro de Barcelona se cruzaron aplausos con sus compañeros de la jefatura de la Policía Nacional
Los cerca de 5.000 «mossos» que se manifestaron por el centro de Barcelona se cruzaron aplausos con sus compañeros de la jefatura de la Policía Nacional

A la mal disimulada fractura del Gobierno catalán, que la CUP ve «herido de muerte», se suma un ultimátum de ANC a Torra para avance hacia república antes del 21D

Con una reunión de urgencia, Quim Torra y Pere Aragonès firmaron el viernes el armisticio entre Junts per Catalunya y Esquerra. Pero la guerra en el independentismo está para quedarse.

Exconvergentes y republicanos se embarcaron hace seis años en un proceso político para tratar de convertir a Cataluña en un Estado independiente, o al menos para forzar al Gobierno central a negociar un referendo de autodeterminación. Con el colapso de su proyecto, la separación es irreversible. Torra y Aragonès han pactado que el divorcio no se consumará, al menos, hasta que se conozca la sentencia del juicio del 1-O. Se dan unos meses de tregua. Los presos, los huidos y el victimismo contra el Estado ejercerán de nexo cohesionador, pero son conscientes de que ya no les une más que eso. Mientras el proceso secesionista seguía su curso, había un bien superior que mantenía la unidad. Se cerraba filas porque nadie quería aparecer como un traidor. El fracaso de la vía unilateral ha llevado a un callejón sin salida al independentismo, que ha vivido su particular semana horribilis, la prueba del nueve que la situación es de colapso general. Empezó con la imagen de una turba de manifestantes intentando entrar a las bravas al Parlamento de Cataluña horas después de que el presidente de la Generalitat alentara a los radicales a seguir «apretando» en la calle. Acabó con el Parlamento de nuevo bloqueado y sin poder celebrar votaciones.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Otegi pide a los soberanistas gallegos y catalanes ir juntos a las elecciones