Junqueras quiere encabezar la lista europea de ERC para llevar su situación a la Eurocámara

El vicepresidente de la Generalitat lleva 11 meses en prisión preventiva y se propone llevar la causa del proceso secesionista al corazón de la UE, a su Parlamento


Barcelona / Colpisa

Segundo golpe de efecto de Esquerra en solo una semana. Si hace siete días, sorprendió designando a Ernest Maragall como candidato a la alcaldía de Barcelona, ayer fue el turno de Oriol Junqueras, presidente del partido, que se postuló como cabeza de lista de la formación en las próximas elecciones europeas pese a encontrarse en prisión provisional y a la espera de un juicio que puede acarrearle una condena de bastantes años de cárcel. 

Junqueras, vicepresidente de la Generalitat en la pasada legislatura, lleva once meses en prisión preventiva y se propone llevar la causa del proceso secesionista al corazón de la UE, a su Parlamento. El líder de Esquerra ya fue europarlamentario (2009-2012), pero las circunstancias son ahora muy diferentes. Junqueras está a la espera del juicio del 1-O, previsto para el mes de enero. Podrá presentarse a las elecciones, porque la sentencia en ningún caso se conocerá antes de los comicios. Esa es su baza. Llevar su eventual condena e inhabilitación a la Eurocámara, que tendría que debatir y decidir sobre su inhabilitación. Una oportunidad de oro para la estrategia exterior de los secesionistas. «Esta es la mejor manera de no hacer efectiva la represión que nos quieren imponer», según afirma Junqueras en una carta dirigida a la militancia y que Esquerra dio a conocer ayer. El objetivo es «internacionalizar la causa de la libertad y denunciar la causa general contra el independentismo, que se ha convertido en una causa general contra la democracia», según señala. Junqueras será suspendido la semana entrante como diputado autonómico. 

División

Su paso adelante supone un impulso para Esquerra en la disputa que mantiene con el PDECat y Junts per Catalunya por la hegemonía del espacio soberanista. Los neoconvergentes, que aún están diseñando la creación de la Crida como un futuro partido, siguen sin candidato para la alcaldía de Barcelona y para las elecciones europeas. Carles Puigdemont también podría presentarse a las europeas, pero bajo las siglas de los nacionalistas flamencos de la N-VA.

Los movimientos de ERC evidencia la ruptura en la práctica del frente soberanista, pese a que en los discursos intentan mantener una ficticia unidad. El presidente del PDECat, David Bonvehí, respondió con un llamamiento a Esquerra a hacer un «esfuerzo por la unidad» de cara a las elecciones del próximo mes de mayor, porque así, dijo, «sacaríamos mucho mejor resultado» en los municipios y en las europeas. En su intervención ante el consejo nacional del PDECat, que se reunió ayer por la tarde en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), a apenas un kilómetro de la cárcel de Lledoners, Bonvehí dijo «entender» que cada formación tenga su «postura», pero reclamó un «esfuerzo por la unidad» para maximizar los votos independentistas. Pese a sus reiteradas apelaciones a la unidad, Bonvehí no hizo ninguna referencia a la constitución de la Crida, el nuevo partido impulsado por Puigdemont.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Junqueras quiere encabezar la lista europea de ERC para llevar su situación a la Eurocámara